5 consejos para decorar con cojines

Quién iba a decir que un poco de tela cuadrada, redonda o rectangular podía tener el poder de cambiar, transformar un interior. Si, si leer los blogs de decoración, echar un vistazo a las cuentas de Instagram de los grandes magnates de la decoración u hojear las revistas. La clave del éxito de la decoración también está en los cojines. El truco está en saber cómo. Aquí tienes algunos consejos, para utilizar colores primaverales o metamorfosear tu decoración interior.

¿Cuántos cojines pongo?

Primero, empecemos por el sofá, el lugar por excelencia de los cojines. Para colocarlos, hay una regla sencilla, poner un cojín extra según el número de asientos. Por ejemplo, si tienes un sofá de dos plazas, coloca tres cojines grandes. Si te gustan los más pequeños, no dudes en colocar más. Pero tenga cuidado de no hacer que su sofá sea incómodo. Es decir, si hay tantos que es imposible sentarse, es porque te has dejado llevar por la cantidad. Mejor pocos, pero elegirlos bien que al revés.

Todo depende de las dimensiones

Lo has leído en nuestro punto anterior, la cantidad también depende del tamaño de los cojines. También depende de las dimensiones del sofá o la cama. Por término medio, un cojín para un sofá de tres plazas mide 50×50 cm. Por supuesto, otros tamaños no están prohibidos.

Y la forma también

Lo ideal sería mezclar las dimensiones y jugar con las formas de los cojines para que tu decoración tenga cierto dinamismo y estilo. Exprese su fantasía, elija cojines cuadrados o rectangulares. Si buscas más originalidad, atrévete con cojines redondos. Experimenta para encontrar el look que siempre has soñado. Ah, sí, un pequeño consejo, como en las fotos de clase en la escuela primaria, los más pequeños se colocan delante y los mayores detrás. ¿Por qué? Para dar profundidad.

Juego de texturas y estampados

Los estampados, hay para todos los gustos. La técnica consiste en mezclar estampados como rayas, flores y lunares con cojines de colores sólidos. Pero cuidado, deben tener un color en común. Este tono idéntico los unificará y dará vida a su interior sin tener un estilo chillón. Le aconsejamos que elija un color dominante o dos como máximo. Los demás cojines deben contener estos colores o poder combinarse con ellos.

El toque final

Sí, hay un pequeño truco para que los cojines parezcan más esponjosos. Golpea el centro de la parte superior, verás que las esquinas del cojín se enderezan solas. Tendrán forma de V. Y ahí lo tienes, tu primera escena digna de revista de una forma más natural.

Ahora que ha llegado el buen tiempo, es el momento de renovar los textiles de tu hogar. Y, sin duda, los cojines son sin duda su mejor opción. Y tú, ¿qué consejos para decorar con cojines podrías compartir con nosotros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *