Agen. Clovis Cornillac o el monólogo deun loco

Clovis Cornillac ofreció una notable actuación escénica con motivo de su visita a Ducourneau donde presentó «La Contrebasse» adaptada de un texto de Süskind.

El viernes 22 de marzo, el teatro Ducourneau recibió a Clovis Cornillac en un espectáculo titulado «La Contrebasse». Fue un verdadero espectáculo que el actor ofreció quedándose solo en el escenario, durante hora y media, dirigiéndose a su vez a los espectadores, a la mujer de la que está enamorado, a su instrumento y, sobre todo, a sí mismo.

Este hombre, enfundado en una camisa de cuadros y un chaleco de lana, encerrado en un apartamento insonorizado – vive una existencia estrecha pero dedicada a su instrumento, el más imponente, el más profundo, el indispensable sin el cual la orquesta no podría tocar : el contrabajo. La obra comienza así y toma la forma de un elogio ditirámbico. Pero poco a poco, el espectador descubre a un hombre neurótico, alcohólico, odioso y lleno de resentimiento hacia esa «bestia burda y deforme que no suena» a la que ha dedicado su vida. Pasa progresivamente de la disculpa a las palabras más odiosas en un increíble ascenso de poder. Este odio se extiende contra todos, los compositores, la orquesta, la mujer que ama en la sombra e incluso la música… ¡y acabará en la locura!

La apuesta del dúo Benoin (director)/Cornillac fue audaz ya que se trataba de retomar y adaptar el texto de Süskind escrito para Jacques Villeret en 1981 e interpretado por éste durante siete años. Según Bruno Rapin, director del teatro, hace veinte años Villeret proponía un hombre que se volvía loco pero que provocaba la empatía del espectador; Cornillac en cambio interpreta a la perfección esa gradación de la locura pero hace de su personaje un esquizofrénico aterrador que alterna entre la dulzura y la violencia más inaudita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *