Agua mineral: ¿la bebo o no?


Hidratación

El cuerpo evacua de forma natural parte del agua que lo compone (sudoración, orina…). Por ello, es vital beber regularmente para mantener el nivel de hidratación de nuestro cuerpo.

Casos especiales

Si eres deportista, si trabajas en un ambiente algo caluroso, climatizado y seco, al aire libre, debes beber regularmente sin esperar necesariamente a tener sed.

No hay que olvidar a los niños y a los ancianos, que tampoco sienten o dejan de sentir sed.
Correr al aire libre o en el interior de las colchonetas requiere tener agua consigo para rehidratarse regularmente. A menudo se considera necesario beber algunos sorbos cada 15 minutos para evitar la deshidratación. Algunas señales deberían alertarte de una posible deshidratación: escalofríos, dolores de cabeza, sequedad de boca, orina oscura (entre otros).
También recuerda beber regularmente el día antes de un entrenamiento y el día después para ayudar a tu cuerpo a eliminar el ácido láctico.

¿Grifo o mineral?

Pero qué beber, por cierto: ¿agua del grifo o mineral? Una vez más, la elección dependerá de su situación personal. Lamentablemente, algunas regiones de Francia han alcanzado un nivel de contaminación por nitratos tan elevado que no se recomienda beber agua del grifo. No dude en pedir información a su ayuntamiento para no correr riesgos. Algunos problemas de salud le prohibirán beber agua embotellada cuando esté demasiado mineralizada. En este preciso caso, es su médico de cabecera el que podrá aconsejarle.
A usted que le toque ahora y sobre todo que beba, porque el agua es sobre todo fuente de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *