Ahorro en salud gracias a los productos lácteos

El calcio y la vitamina D en forma de productos lácteos, una pareja ganadora en la prevención de las fracturas relacionadas con la osteoporosis. Un estudio publicado en la revista Osteoporosis International el pasado mes de febrero y presentado en el Congreso Mundial de Osteoporosis, clausurado el 26 de marzo en Florencia, acaba de demostrarlo en personas mayores de 60 años. El modelo se basó en un consumo de calcio y vitamina D conforme a las recomendaciones en forma de productos lácteos (+ dos productos lácteos enriquecidos en vitamina D). El objetivo es responder a la siguiente pregunta: ¿cuáles serían los beneficios en términos de fracturas, calidad de vida y gasto sanitario si todos los hombres y mujeres franceses mayores de 60 años se ciñeran a este consumo diario durante un año?

UN MENOR COSTE PARA UNA MAYOR GANANCIA

El modelo económico (Markov) creado por Mickaël Hiligsmann, especialista en economía de la salud de la Universidad de Maastricht (Países Bajos), incorpora la mayor cantidad posible de datos clínicos, económicos y sociales sobre el tema. Entre ellos, el número de fracturas de cadera al año en esta población, su consumo medio de calcio, el coste directo de una fractura de cadera, el coste medio de dos productos lácteos enriquecidos con vitamina D, etc. «Estimamos que el coste de una fractura de cadera es de 12.000 euros. Se calcula que el coste del tratamiento de una fractura de cadera es de 12.000 euros y el consumo de calcio de esta población es de 750 mg al día. El coste medio de dos productos lácteos enriquecidos con vitamina D es de 0,54 euros, según cifras de 2015. El modelo también incluye una reducción del 16% en la fractura de cadera como efecto de este consumo (revisión Cochrane 2014)», dice Jean- Yves Reginster, médico, jefe del Departamento de Salud Pública de la Universidad Estatal de Lieja, que supervisó el estudio a petición de Cniel. Los resultados muestran importantes consecuencias humanas y económicas. En primer lugar, en términos de fracturas de cadera evitadas: -10.500 (8.000 en mujeres y 2.500 en hombres) en el año de la intervención para un coste de hospitalización de 126 millones de euros; -8.900 (7.000 y 1.900) en los años posteriores; esto está relacionado con que el riesgo de recurrencia es muy alto en los sujetos que ya han tenido una fractura.

Si consideramos todas las posibles fracturas, estas cifras serían 65.000 fracturas evitadas y 1.235 millones de euros ahorrados. En términos de años de vida ganados, esto se traduciría en 28.000 años pero 32.500 Qaly(1).

«Estos resultados son para una intervención de un año. Si esto se mantuviera, el beneficio aumentaría en proporciones comparables», subraya Jean-Yves Reginster. Y si interviniéramos antes y sobre la población general, ¿qué ahorro sería posible? «Para la población general, las estimaciones de coste-eficacia muestran que la intervención está en el límite de la eficacia para los mayores de 60 años y es muy eficaz para las mujeres a partir de los 70 años y un poco más tarde para los hombres», afirma. Los economistas de la salud pública consideran que una intervención es eficiente cuando el coste por Qaly ganado es inferior a 30.000 euros.

El consumidor invierte por su salud

«Si se aplican simplemente las recomendaciones sanitarias, consumir productos lácteos resulta ser un movimiento cívico. Los consumidores invierten en su salud para evitar fracturas y mejorar su calidad de vida, pero también para reducir los gastos de la sanidad pública a cargo de la colectividad», concluyó ante una treintena de periodistas franceses, ingleses, daneses e irlandeses reunidos por el EMF (Foro Europeo de la Leche) y más de 200 participantes en el congreso.

(1) Qaly: año de vida ajustado a la calidad.

Dijeron

Se necesitan datos informados y validados para realizar la modelización de la nutrición. Este es el caso de los lácteos, el calcio y las fracturas. Nuestro modelo es por tanto robusto»

Los efectos de la osteoporosis

– En Francia, la osteoporosis es responsable de 50.000 fracturas de cuello de fémur en mujeres mayores de 50 años y de 15.000 en hombres de la misma edad cada año.
– En las personas mayores de 60 años, una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres tendrá una fractura osteoporótica.
– El coste anual se estima en 4.800 millones de euros.
– Dado el aumento de la esperanza de vida, las proyecciones indican 100.000 fracturas de cuello de fémur con un coste de 6.000 millones de euros en 2025.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *