Alexandre Debelle

Alexandre Debelle, cuyo verdadero nombre era De Belle, nació en Voreppe, Isère, el 21 de diciembre de 1805, en el seno de una familia de la nobleza de robe y militar bonapartista: su padre, Joseph Guillaume Debelle (1779-1816), capitán del Ejército Imperial, defendió Voreppe contra los austriacos en 1814 durante la campaña de Francia, sus cuatro tíos fueron generales de Napoleón. A la muerte de su padre, fue su tío Alexandre, César Alexandre Debelle, barón de Gachetière, quien se convirtió en su tutor.

Estudió Derecho en la facultad de Grenoble. En 1830, decidió dedicarse a la pintura. Se formó en Grenoble con Benjamin Rolland, conservador del museo. Pintor esencialmente paisajista, se dedicó a los paisajes naturales y arquitectónicos de su entorno, el Dauphiné. Sus obras litografiadas y publicadas darán como resultado Le Guide du voyageur à la Grande Chartreuse (1836), l’Album du Dauphiné (cuatro volúmenes, 1835-1839), l’Album d’Uriage (1849), Uriage et ses environs, guide pittoresque et descriptif (1850).

De adulto, Alexandre Debelle, se traslada a París y se inscribe en el estudio del pintor Antoine Gros y luego de Camille Roqueplan. En 1832, intentó sin éxito ingresar en la École des Beaux-Arts de París. Regresa al Dauphiné, participa en el Salón de Grenoble y enseña su arte en la escuela municipal de Grenoble.

De 1837 a 1848 expuso en los salones de París, incluido el Louvre. Durante este tiempo volvió a vivir en París.

En 1853 se convirtió en conservador del museo de Grenoble en el antiguo colegio de los jesuitas y permaneció en él hasta 1887, cuando Jules Bernard le sucedió. Trajo a artistas del Dauphiné como Jacques Gay, Jean Achard, Henri Blanc-Fontaine, Diodore Rahoult y Théodore Ravanat. En 1870, organizó el traslado del museo a un nuevo edificio situado en la plaza de la Constitución, el museo-biblioteca.

Primero pintor de paisajes, Debelle se dedicó pronto (1839) a la pintura de historia. Republicano y bonapartista, ilustra la Revolución desde sus inicios y el Imperio: Entrada del Emperador en Grenoble, 7 de marzo de 1815 (1840), La asamblea de las tres órdenes del Delfinado en el Castillo de Vizille el 21 de julio de 1788 (1853), El día de los azulejos en 1788 en Grenoble (1890),

También realizó pintura religiosa, cuadros y murales: iglesia Saint-Louis-en-l’Île en París, Capilla Blanchet en Rives. Entre 1870 y 1880, ejecutó graciosamente, como homenaje a su ciudad natal, las pinturas de la nueva iglesia de Saint-Didier en Voreppe, así como los cartones para las vidrieras.

Murió el 22 de julio de 1897 en Grenoble y fue enterrado en Voreppe, en la antigua iglesia románica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *