ArtículoDiagnóstico de las infecciones materno-fetales por citomegalovirus (HCMV)

La infección por citomegalovirus (HCMV) es la infección congénita de origen viral más frecuente. Es la principal causa adquirida de los déficits neurosensoriales. En Francia, aproximadamente la mitad de las mujeres embarazadas no son inmunes al HCMV, el riesgo de seroconversión se estima en un 1,6% con una tasa de transmisión materno-fetal del 40%. La contaminación fetal es muy rara pero posible después de la reactivación viral materna o la reinfección. El diagnóstico de la infección materna primaria por HCMV durante el embarazo es esencialmente serológico, basado en la detección de anticuerpos específicos IgG e IgM, y posiblemente en la medición del índice de avidez de IgG. La prueba de la infección fetal se obtiene mediante la detección de ADN viral en el líquido amniótico por PCR o por aislamiento viral en cultivo celular. La especificidad del diagnóstico prenatal es del 100%, y su sensibilidad ronda el 90%.

Sin embargo, la detección del virus en el líquido amniótico no prejuzga el grado de afectación clínica del feto. La infección materna que se produce en la primera mitad del embarazo y la infección fetal temprana en relación con la materna son los principales factores pronósticos conocidos hasta la fecha. La necesidad de otros marcadores predictivos del resultado fetal con alto riesgo de secuelas es real. Se sugieren algunos marcadores como la IgM en sangre fetal, la carga viral en sangre fetal o el líquido amniótico, pero aún se necesitan más estudios para confirmar su valor pronóstico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *