Asirio

Se pueden distinguir tres estados sucesivos del dialecto asirio: paleoasirio, medioasirio y neoasirio.

Paleoasirio

El paleoasirio es la lengua de los documentos que datan de los siglos XIX y XVIII a.C., encontrados sobre todo en el puesto comercial asirio de Kanesh, en Anatolia. Esta lengua se aproxima al paleobabilonio contemporáneo, por lo que conserva el mimetismo. La lectura de este dialecto se complica a menudo por el deseo de quienes los escribieron de utilizar un número reducido de signos cuneiformes (probablemente porque la mayoría de ellos no eran escribas). Fonéticamente, no hay contracción de las vocales que se suceden en la misma palabra, y hay reglas particulares de armonía vocálica.

Medio asirioEditar

El medio asirio se escribió desde el siglo XIV al XI a.C., en el reino de Asiria. Al igual que en Babilonia, en este periodo desaparece el mimetismo. La wa- verbal inicial se convierte en una simple u-, mientras que la -w- dentro de una palabra suele convertirse en una -b-. El sufijo -u unido al verbo final de una oración subordinada se convierte en -ni. El estativo también tiene algunas formas peculiares.

NeoasirioEditar

El neoasirio es la lengua de Asiria, que dominó el Cercano Oriente desde el 911 hasta el 612 a.C. Como tal, está muy ampliamente documentada, aunque no es la lengua de las inscripciones reales, que es el babilonio estándar. El neoasirio sufre evoluciones cercanas a las del neobabilónico especialmente desde el punto de vista fonético el -št- que se convierte en -lt-, y en el plano gramatical la notación irregular de las desinencias casuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *