Café e hipertensión: ¿buena o mala?

Tomar café aumenta la presión arterial (PA) en el momento, pero la reduce con el tiempo.

El café es una bebida muy popular, ya que más de la mitad de la población mayor de 18 años lo toma. Una taza de café puede elevar la tensión arterial de golpe. Es la cafeína la causante de este efecto presor, ya que el café descafeinado no altera la PA.

Este efecto «agudo» puede ser problemático ya que el consumo «ocasional» (menos de un café al día) se asocia a infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

Además, el problema del consumo «ocasional» es que puede distorsionar el diagnóstico de la hipertensión y que la cafeína interactúa con el tratamiento antihipertensivo. Este es el caso del Felodipino.

Por otro lado, el consumo regular de café es bueno para la salud!

Te dejaré descubrir la excelente presentación de la Dra. Belén Ponte sobre Cafeína y AH: ¿buena o mala?

Haga clic en la imagen para descargar la presentación en formato PDF (4,2 MB)

Captura de pantalla 2019-03-28 a las 12.42.05

Por mi parte, Seguiré con mi consumo habitual de cafeína…

Fuente

  1. La ingesta de cafeína y las variantes del CYP1A2 asociadas a una alta ingesta de cafeína protegen a los no fumadores de la hipertensión
    Estudio de Lausana cuyos resultados se resumen en el siguiente enlace El café reduce la presión arterial
  2. La exposición transitoria al café como desencadenante de un primer infarto de miocardio no mortal.
  3. Interacción café-fármacos antihipertensivos: un estudio hemodinámico y farmacocinético con felodipino

Compartir:

Imprimir

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *