Campo de concentración de Lety


CreaciónEdición

El 2 de marzo de 1939, dos semanas antes de la ocupación alemana, el gobierno checoslovaco ordenó que se creara un campo de trabajo para aquellos que se negaran a trabajar (el trabajo era obligatorio en aquella época).

La construcción de un campo cerca del pueblo de Lety comenzó el 17 de julio. El lugar se elige porque los bosques cercanos, propiedad de la familia Schwarzenberg, fueron devastados por una tormenta. El campamento constaba inicialmente de 50 cabañas y una gran casa de madera rodeada por una valla. Se asignaron gendarmes checos para vigilar las instalaciones (el servicio en los campos se consideraba un castigo disciplinario). Josef Janovský fue nombrado comandante. Los primeros doce prisioneros llegaron el 17 de julio de 1940.

Campos de trabajos forzados similares existían en Plana nad Luznici, Mirošov, Hradistko, etc. Los prisioneros (en su mayoría checos) fueron utilizados para trabajos duros como la construcción de carreteras. En total, unas 50.000 personas pasaron por estos campos de trabajo durante la guerra. El número total de prisiones y campos de todo tipo establecidos por los nazis dentro de los límites de la actual República Checa alcanzó los 2.125.

Un campo de trabajoModificar

En 1940, 233 personas fueron enviadas a Lety, 197 de las cuales tenían antecedentes penales. Durante 1941, 537 personas fueron encerradas allí, 498 con antecedentes penales y 45 consideradas gitanas. Los 27 intentos de fuga se saldaron con la captura de 25 fugados. Los prisioneros fueron asignados por la fuerza a trabajos forzados en una cantera. Se les trataba con crueldad y no se les cuidaba. Muchos guardias, entre ellos el comandante Janovský, robaban regularmente alimentos de los almacenes del campo, lo que reducía las escasas raciones de los prisioneros.

Situación de los gitanos bajo el ProtectoradoEditar

Un reglamento del Ministerio del Interior del 30 de noviembre de 1939 prohibía el nomadismo a partir de enero de 1940. Los que no querían obedecer tenían que ser colocados en campos de trabajo forzado. Varios cientos de personas consideradas «asociales» fueron rápidamente deportadas a Auschwitz. A finales de 1940, el director general de la gendarmería estimó que el destino del 70% al 80% de los gitanos se había resuelto. El 24 de junio de 1942, el Ministro del Interior del Protectorado, Richard Bienert, ordenó la recopilación de estadísticas sobre «gitanos, gitanas y personas con un estilo de vida gitano». Alrededor de 6.500 personas están registradas bajo este esquema, basado en registros antiguos y a menudo en el color de su piel.

Durante la guerra, alrededor de 5.500 gitanos del Protectorado fueron enviados a Auschwitz; 583 sobrevivieron.

Un campo de gitanosModificar

El 10 de julio de 1942, el general Horst Böhme, jefe de la policía de seguridad, ordenó la concentración de los gitanos en dos campos: Lety para los de Bohemia, Hodonín para los de Moravia.

Todos los prisioneros que estaban entonces en Lety fueron liberados o trasladados, excepto los 19 gitanos. El 2 de octubre de 1942 empezaron a llegar más gitanos. Pronto se alcanzó la capacidad del campamento. Aunque se construyeron nuevos edificios, el recinto siguió estando saturado. Algunos presos obtienen su libertad sobornando a los funcionarios de Praga: les cuesta 20.000 coronas.

Los presos tienen que talar árboles, construir carreteras (especialmente entre Pilsen y Ostrava) y trabajar en las granjas cercanas. La comida es escasa y las raciones disminuyen con el tiempo. Durante el invierno, la ropa es insuficiente. La brutalidad de los guardias es habitual.

En diciembre de 1942 comienza una epidemia de tifus que duró hasta el cierre del campo en mayo de 1943. El comandante Janovský fue destituido por su incapacidad para hacer frente a la epidemia y sustituido por el comandante Blahynka.

El 4 de diciembre de 1942 tuvo lugar un primer traslado de 94 prisioneros a Auschwitz por orden de Heinrich Himmler. El 14 de mayo de 1943 le siguió una segunda de 417. Los 198 prisioneros restantes fueron enviados al campo de Hodonín. De los 1.300 gitanos encerrados en Lety, 300 sobrevivieron.

Las cifras globalesCambian

Los registros se consideran generalmente incompletos y estas cifras pueden considerarse como mínimas. La recopilación de los datos existentes da un total de:

  • 3.500 prisioneros internados en el campo (incluidos 1.300 gitanos),
  • 350 muertos en el lugar (estimados), incluidos los 30 niños nacidos en el campo,
  • más de 500 deportados a Auschwitz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *