Capítulo (Español)

El término «ciclotimia» fue introducido a finales del siglo XIX primero como designación de un cuadro clínico comparable al actual trastorno bipolar tipo I por Hecker en 1877 y luego como forma atenuada del mismo trastorno por Kahlbaun en 1882 . Desde entonces, ha definido un concepto clínico heterogéneo a lo largo de la historia de la psiquiatría, a menudo encuadrado en diferentes posiciones teóricas. Existe una oposición entre la ciclotimia definida como enfermedad psiquiátrica por derecho propio y la ciclotimia definida como disposición temperamental o trastorno de la personalidad. En el primer caso, se considera generalmente una forma atenuada de trastorno bipolar del estado de ánimo, con la excepción de algunos autores como Hecker en el siglo XIX o K. Schneider en el siglo XX. Este es el sentido de la propuesta de Kahlbaun, así como el adoptado en el DSM-IV. Por el contrario, en el segundo caso, la ciclotimia se considera como un factor de vulnerabilidad a los trastornos del estado de ánimo o incluso como una expresión prodrómica de estos últimos. Esta fue la posición sostenida por Kretschmer en la primera mitad del siglo XIX, la elegida en el DSM-III y la adoptada en las investigaciones sobre los temperamentos afectivos realizadas en particular por H. Akiskal. Por último, cabe señalar que la CIE-10 no hace distinción al definir la ciclotimia como un trastorno del estado de ánimo que puede considerarse como un trastorno de la personalidad en algunos casos.
Por ello, en este capítulo proponemos seguir esta dicotomía, partiendo de la definición de la ciclotimia como un trastorno psiquiátrico del Eje I tal y como se define en el texto revisado del DSM-IV en una primera parte, y luego como un temperamento en una segunda parte…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *