Capítulo

Por razones muy diversas, debido a las circunstancias particulares de Colombia, los niños se encuentran en la calle, en las grandes ciudades.
En Cali, la segunda ciudad más grande de Colombia, estos niños están solos, desplazados, desarraigados. Han perdido su lugar de origen y ya no tienen ningún punto de referencia cultural o social. ¿Cómo pueden estos niños reconstruir lo que ya no tienen? ¿Qué herramientas psicológicas y sociales podrán poner en marcha para recomenzar la vida? En primer lugar, trataremos de situar el problema y, a continuación, analizar la capacidad de recuperación de estos niños.
Hemos dividido a estos niños de la calle en dos categorías principales: las niñas y los niños abandonados. Esta categorización es importante porque diferencia la forma en que estos niños acaban en la calle y marca profundamente su modo de organización psicológica y social.
El gamín es un niño que, a la edad aproximada de 4 años, decide abandonar su familia natural (padre, madre) o su familia adoptiva o de acogida.
Louis es un niño de unos 5 años. Sus padres están separados, el padre ha reconstruido una nueva familia. Vive con una mujer que también tiene hijos de otra unión. Louis vive con su padre, la mujer de éste y los hijos de ella. La madre de Luis vive en otra parte de la ciudad con los hermanos de Luis y una nueva pareja.
Esta es una situación bastante común en Colombia entre las familias pobres, donde la gran mayoría de las parejas viven bajo el sistema de concubinato…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *