Catálogo de documentación de NADJA sobre las dependencias

Se reexamina el concepto de crisis en un intento de precisar las características de este particular estado sistémico, un estado que, en determinadas ocasiones, lleva al sistema a una apertura sobre el interviniente. Para ello, se establece un paralelismo entre la crisis, el accidente que afecta al sistema humano, y la avería, el accidente que afecta al sistema mecánico. Esta comparación lleva a recordar ciertas propiedades específicas de los sistemas humanos: el cierre funcional, la autoposesión, pero también, y sobre todo, la necesaria modelización de sus propias estructuras que integra los dos niveles distintos de pertenencia de estos sistemas -pertenencia al mundo biológico- pertenencia al mundo simbólico. Se distinguen dos tipos esenciales de crisis en los sistemas humanos -crisis autorreferencial y crisis heterorreferencial- según el lugar del referente que introduce una duda en el modelo. Por último, se extraen algunas conclusiones sobre el sentido de la petición de ayuda y sobre la función lógica del interviniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *