Cómo mantener una buena convivencia durante las vacaciones familiares

Con la llegada de las vacaciones de verano, todos los miembros de la familia pasan más tiempo juntos. Sobre todo los más pequeños, que están saliendo de un periodo difícil en cuanto a horarios y obligaciones, y suelen estar deseosos de compartir su tiempo libre con sus padres. Esta situación puede ser una oportunidad ideal para reforzar los vínculos entre padres e hijos, pero también puede convertirse en lo contrario. Paradójicamente, cuanto más tiempo pasan juntos padres e hijos, más conflictos hay. Esto no tiene nada de extraño; no hay que olvidar que los padres también son personas, y que a lo largo del año madrugan y pasan muchas horas en el trabajo. Por lo tanto, no están acostumbrados a pasar tanto tiempo con sus hijos. Pero entonces, ¿son inevitables las regañinas y la tensión? La respuesta es no. Una convivencia bien gestionada puede beneficiar tanto a los pequeños, que recibirán la atención que merecen, como a los padres, que podrán desconectar del trabajo y disfrutar realmente de sus vacaciones. ¿No lo crees? En Ysonut creemos realmente que la armonía familiar es posible durante las vacaciones. Esperamos que estos consejos te ayuden.

  • Busca momentos exclusivamente para ti

Como padres, tenéis que recordar que estáis de vacaciones y que necesitáis unos espacios de relax para dedicaros a vuestras actividades o aficiones favoritas. De esta forma, recargarás las pilas y podrás afrontar situaciones tensas en las que tu paciencia será primordial para no discutir con tus hijos.

  • Sé flexible con los horarios y los hábitos

El verano debe quitarte las prisas. En cuanto a los horarios inflexibles, ya tenemos el resto del año. Te recomendamos que acuerdes las horas más importantes del día, como la hora de levantarse o de comer, y a partir de ahí habrá que olvidarse de las obligaciones. De este modo, todos podrán disfrutar del día y de la fiesta. Si tus hijos están disfrutando mucho en la piscina y quieren quedarse allí un poco más, déjales.

  • Tómatelo con calma

¿Hay alguna obligación de llegar a tiempo a algún sitio al día siguiente? No te castigues levantándote demasiado temprano. También es posible que tengas problemas de insomnio; la adaptación a un nuevo entorno o incluso el jet lag pueden ser los culpables. En este caso, no olvides que el complemento alimenticio Serenite de Ysonut te ayudará a conciliar el sueño.

  • Consume una dieta rica en dopamina

La dopamina es un neurotransmisor muy importante: está presente en varias regiones del cerebro y destaca especialmente gracias a su papel sobre la función motora del organismo. Una dieta baja en dopamina provoca fatiga, mareos, problemas de atención e incluso pérdida de control de los impulsos. En momentos de tensión, puede perder los nervios con su familia y provocar tensiones innecesarias. Por ello, te aconsejamos que sigas una dieta rica en dopamina, que incluya alimentos como la carne, los huevos, las legumbres o el pescado.

  • Acompaña tus días con ENERGÍA

Si a pesar de llevar una dieta rica en dopamina, sientes que pierdes la paciencia, no dejes que el estrés y los conflictos se apoderen de ti. En Ysonut contamos con el complemento alimenticio Energy, cuyo objetivo es aportar micronutrientes con una acción rápida y continua. De este modo, podrá hacer frente al cansancio físico y mental temporal y tendrá más vitalidad para hacer frente a la tensión. En su composición destaca la presencia de vitaminas y magnesio, aminoácidos o nutrientes naturales como la miel y la jalea real, que son beneficiosos para mantener un buen nivel de energía. Aplicando estos consejos, conseguirás pasar tiempo de calidad con tu familia, evitando las consecuencias de esos pequeños roces diarios. Que tengas unas buenas vacaciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *