Consejo del lunes: desayunar para dejar de sentirse cansado

Composición con el desayuno en la mesa. Dieta equilibrada.¿Se siente agotado todo el tiempo? No es necesario pasar las vacaciones durmiendo. En realidad, la falta de sueño no es el único factor que puede influir en esa fatiga; reequilibrar las comidas también puede ayudar a sentirse mejor. Descubre hoy cómo optimizar tu desayuno para estar en forma y con energía para el día!

Elige pan integral de masa madre: El pan blanco o el pan de molde provocan un pico masivo de azúcar en sangre. Debido a que su energía entra en el torrente sanguíneo con demasiada rapidez, el choque a media mañana está garantizado. Si no está acostumbrado, empiece con pan de campo o de semillas. El sabor es menos pronunciado y la miga es más suave.
El truco: Para ahorrar tiempo por la mañana, opta por el pan de molde: puedes congelarlo directamente y sacar unas cuantas rebanadas cada mañana para calentarlas en la tostadora. Rápido y delicioso!

Untar con puré de semillas oleaginosas: las mermeladas y las cremas de chocolate para untar son dulces y provocan, como el pan blanco, subidas repentinas de azúcar en sangre.
La parte inteligente: el puré de almendras (¡cuidado, es altamente adictivo!) es una excelente alternativa. Rico en proteínas, ácidos grasos esenciales, calcio y magnesio, se presenta en versión «blanca» o «completa», con un sabor más asertivo.

Prefiera el muesli: Los productos de fantasía confeccionados por la industria alimentaria tienen ciertamente un lado crujiente y dulce muy agradable, pero son muy ricos en azúcares rápidos. Cuidado: si pensabas que corrías menos riesgos al apuntar a los «integrales», ten en cuenta que, al hincharse, provocan tanta hiperglucemia como los demás…Delicioso y saludable desayuno con frutas, bayas y cereales
El giro inteligente: elige un muesli que incluya tantos cereales integrales sin procesar como sea posible, como los pequeños copos de avena. Déjate sorprender por su sorprendente textura, al estilo de las gachas.

Come una fruta fresca (kiwi, naranja o clementina): evita los zumos de frutas industriales, que han perdido la mayor parte de sus vitaminas.
Lo más inteligente: opta por uno o dos kiwis, que son incluso más ricos en vitamina C que los cítricos. Y no te olvides de los tomates, que pueden ser muy agradables si eliges variedades con buen sabor!

Hidratar bien: Después de una noche de ayuno, el cuerpo necesita agua. Si puedes evitar darle demasiado azúcar y cafeína al mismo tiempo, es aún mejor.
Lo más inteligente: ¡hay muchas alternativas a la leche de vaca para los que no les gusta la leche o el agua caliente! Entre las leches vegetales, prueba la leche de almendras o la de castañas, son las más interesantes desde el punto de vista nutricional.

Apuesta por las proteínas: Las proteínas son saciantes y permiten ralentizar la velocidad de asimilación de los azúcares tomados en la misma comida. Son importantes para luchar contra los «golpes de barre».
El pequeño inteligente +: Puedes probar alimentos salados como el jamón, la pechuga de pollo o pavo, el queso fresco…

Este consejo está sacado del libro Ne plus être fatigué, c’est malin (No te canses más, es inteligente) de Alexandra Chopard.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *