Convertir la luz en materia pronto será posible, aseguran científicos británicos

Ciencia – Después de pasar más de 80 años estudiando el tema, los científicos están a punto de pasar de la teoría a la práctica. Investigadores del Imperial College de Londres afirman haber encontrado por fin la forma de convertir la luz… en materia.

«Hemos demostrado cómo es posible crear materia a partir de la luz. Pero lo más sorprendente es el hecho de que sea posible hacerlo con las tecnologías que ya tenemos en Gran Bretaña», aseguró uno de los miembros del equipo, Steven Rose.

Un descubrimiento que, por tanto, podría concretarse muy rápidamente, en el plazo de un año, afirman los científicos, que advierten, no obstante, que no se trata de obtener objetos visibles a simple vista, sino partículas subatómicas.

80 años de investigación

La teoría que sustenta este futuro experimento no es nueva. En 1934, los dos físicos estadounidenses Gregory Breit y John Wheeler habían sido de los primeros en establecer que era posible transformar la luz.

Habían comprendido que dos fotones -partículas de luz- podían producir, al chocar, un electrón y un antielectrón (también llamado positrón, lo contrario del electrón). Es decir, la base misma de la materia, siendo el electrón una partícula elemental que compone los átomos, es decir, todo lo que nos rodea.

Los dos científicos, sin embargo, consideraron en su momento que esa colisión entre dos fotones era un acontecimiento tan raro y tan complejo de reproducir que no había «ninguna esperanza de intentar observar la formación de este par (electrón y antielectrón, nota de la redacción) en experimentos de laboratorio.»

Tres pasos

El investigador que llevó a cabo la investigación publicada el 18 de mayo de 2014 en la revista científica Nature Photonics, explica que la teoría planteada por este dúo de físicos era una expresión de la famosísima fórmula de Einstein y mostraba bien la intercambiabilidad de la energía y la materia: «esta es la forma más básica de crear materia a partir de la luz y es una de las demostraciones más puras de E=mc².»

Para superar este reto, los científicos explican que tendrán que pasar por tres grandes pasos. Por un lado, tendrán que ametrallar una placa de oro con electrones para formar un haz de fotones muy potente. Por otro, será necesario enviar un láser ultrapotente a través de un hohlraum de oro -un pequeño tubo cerrado con una estrecha rendija en un lado- para producir una luz tan brillante como la que emite una estrella.

Entonces quedará dirigir el primer haz de fotones hacia este hohlraum para que los dos haces colisionen. Un choque que podría crear unos 100.000 pares de electrones y antielectrones, estiman los científicos, y que sería posible probar en los próximos 12 meses en Estados Unidos con el láser Omega o en Gran Bretaña con el láser Orion.

Encuentra los artículos de HuffPost en nuestra página de Facebook.

Para seguir las últimas noticias en directo, haz clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *