Creatividad y enfermedad mental

Según un estudio realizado por un equipo de investigadores del Instituto Karolinska, ubicado en Suecia, y publicado en el Journal of Psychiatric Research en septiembre, la creatividad y la enfermedad mental podrían estar relacionadas.

En este estudio, el más completo, hasta la fecha, sobre el tema, participó un grupo de 1.173.763 personas, a lo largo de 40 años. Muchos de estos pacientes, con esquizofrenia y trastorno bipolar, se dedicaban a una profesión artística, sobre todo a la escritura.

Un vínculo entre la creatividad y la enfermedad mental

Hay muchos ejemplos de artistas que sufrieron enfermedades mentales: Virginia Woolf, Vincent Van Gogh, Goya, Munch, Hans Christian Andersen, Carl Fredrik Hill, Géricault, etc.

El investigador principal de este estudio, el doctor Simon Kyaga, afirma que el impulso de una persona con trastorno bipolar puede permitirle obtener la determinación necesaria para que surja la creatividad y la genialidad. Además, considera que los pensamientos más o menos desordenados que se asocian a la esquizofrenia podrían ser decisivos en la creación original de una obra de arte.

Por otro lado, muchas asociaciones de personas con enfermedades mentales consideran que este estudio no es, en absoluto, definitivo porque, según ellas, la relación entre creatividad y enfermedad mental es una simple cuestión de estadística.

De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, el 25% de la población mundial, es decir, unos 1.750 millones de personas, sufre una enfermedad mental en algún momento de su vida. Así que es bastante normal que entre un gran número de personas, como el del estudio del Instituto Karolinska, haya algunos artistas y genios.

Para más detalles sobre este estudio, puedes consultar la web del Journal of Psychiatric Research.

main.jpg

Creatividad y enfermedad mental, una relación no establecida

El común de la gente suele pensar que las personas creativas son excéntricas. Y no es el único, las personas creativas, por sí mismas, a menudo se consideran al margen de la sociedad, diferentes o incapaces de ajustarse a las normas cotidianas.

El número de comportamientos extraños en individuos creativos es demasiado frecuente para ser una mera coincidencia. ¿Y si es la enfermedad mental la que desarrolla la creatividad? Ciertamente no, dicen los psiquiatras. Por el contrario, las enfermedades mentales destruyen la capacidad creativa. La depresión, por ejemplo, impide la creación a través del sufrimiento del no deseo soportado y el retraimiento.

Además, existiría en todo artista una parte sana de la personalidad, como el trabajo duro, etc. Pero no se debe esto a la desviación de la norma, que rara vez se ve como una cualidad, un malestar que muchos artistas experimentan, especialmente durante su infancia.

Fotos:

La información publicada en Psychologue.net no sustituye en absoluto la relación entre el paciente y su psicólogo. Psychologue.net no defiende ningún tratamiento, producto comercial o servicio específico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *