Cuba (Español)

.

Español

Cuba Drapeau
Catedral San Cristóbal
Localización
Capital La Habana
Régimen República
total : 110.860 km²
Tierra: 100%
11.423.952 habitantes
(estimación 2008)
Peso cubano (CUP), Peso cubano convertible (CUC)
Idioma
Religión ninguna 48%
Catolicismo 39%Protestantismo 3,3%
Otros 2%
Electricidad 110V/60Hz o 220V/60Hz, enchufes americanos, europeos o italianos
Número de teléfono. +53
Huso horario UTC-5

Cuba constituye la isla más grande del Caribe. Su régimen comunista, llevado a rajatabla durante décadas por su líder Fidel Castro, pero también su arte de vivir, sus coloridas y decrépitas fachadas, sus enormes coches americanos de antes de la Revolución y, por supuesto, sus famosos puros, la convierten en el destino favorito de muchos turistas.

Regiones

Cuba está dividida en provincias designadas por el nombre de la ciudad principal:la siguiente lista las enumera de oeste a este:

  • P – Pinar del Río
  • H – Ciudad de la Habana
  • B – La Habana
  • M – Matanzas
  • I – Isla de la Juventud – Municipio especial de hecho
  • V – Villa Clara, capital Santa Clara
  • F – Cienfuegos
  • S – Sancti Spiritus
  • A – Ciego de Ávila
  • C – Camagüey
  • T – Las Tunas
  • G – Granma, capital Bayamo
  • U – Santiago de Cuba
  • O – Holguín
  • N – Guantánamo
    • Originalmente, Cuba estaba formada por sólo cinco provincias, que se simbolizan con las cinco franjas de la bandera.

      Ciudades

      Vista de una azotea en Trinidad

      Por provincias:

      Villa de la Habana

      Apertura de la ciudad

      • La Habana

      Por barrios:

      • Plage de l’Est
      • Habana Vieja (la vieille ville patrimoine de l’Unesco)
      • Centro Habana
      • Vedado
      • .
      • Nuevo Vedado
      • Luyano
      • Miramar
      • Santa Fe
        • Provincia de Pinar del Río

          • Pinar del Río, Viñales, San Cristóbal, Bahía Honda, La Palma, San Luis

          Provincia de la Havane

          • San Antonio de los Baños, Güines, San José de las Lajas, Santa Cruz del Norte

          Provincia de Matanzas

          Matanzas, Varadero, Australia, Playa Larga, ,Limonar, Jovellanos , Jaguey, Calimete, Cárdenas,

          Municipio especial de Isla de la Juventud

          • Nueva Gerona, Cayo Largo

          Provincia de Villa Clara

          • Santa Clara, Cayo Santa María

          Provincia de Cienfuegos

          • Cienfuegos

          Provincia de Sancti Spiritus

          • Trinidad, Sancti Spiritus, Manaca Iznagua

          Provincia de Santa Clara

          • Santa Clara

          Provincia de Camagüey

          • Camagüey

          Provincia de Granma

          • Manzillo, Bayamo

          Provincia de Las Tunas

          • Las Tunas

          Provincia de Holguín

          • Holguín

          Provincia de Santiago de Cuba

          • Santiago de Cuba

          Provincia de Guantánamo

          • Guantánamo

          Comprender

          Carta de CubaCuba es una isla de las grandes Antillas, bajo un régimen comunista desde 1959.

          Llegar

          La isla cuenta con varios grandes aeropuertos, todos ellos antiguos aeropuertos militares, reconvertidos para acoger a los millones de turistas europeos y canadienses. Los principales aeropuertos son el de La Habana, Varadero, Ciego de Ávila, Cayo coco, Holguín, Santiago de Cuba, Camaguey, Cayo Largo y, recientemente, Santa Clara.

          En barco

          Miles de visitantes llegan en cruceros y, próximamente, esta cifra se duplicará y triplicará, pues las autoridades de La Habana van a concretar su proyecto de desembarco para grandes cruceros y aprovechar el auge que experimenta este sector del turismo. Los barcos privados llegan a raudales desde Estados Unidos, Canadá y otros lugares del Caribe. Atracan en una docena de puertos deportivos (incluido el famoso y concurrido Marina Hemingway, en La Habana), la mayoría en la costa norte de la isla. Los ciudadanos estadounidenses, obligados por las normas impuestas por el gobierno, no pueden cruzar los límites de la marina ni gastar dólares estadounidenses en Cuba, pero ¿cuántos lo hacen? El resto no suele tener este problema y muchos recorren la isla, parando aquí y allá en busca de una playa desierta o una bahía tranquila.

          En tren

          Durante la década de los 40 y principios de los 50, existían los carfloats (trenes-barco) con vagones planos en los que se embarcaban los coches de los estadounidenses que deseaban viajar a trabajar a la isla (la economía cubana estaba controlada en más de un 80% por los intereses empresariales de EEUU) o los residentes que poseían una residencia o tenían familia en la isla. Y esto fue desde Florida (Palm Beach, entre otros) hasta los puertos cubanos de La Habana, Mariel, Puerto Nuevitas, Cárdenas e Isabela de Sagua.

          Desplazamiento

          En avión

          Los aeropuertos nacionales para vuelos internos son: Baracoa, Bayamo, Camaguey, Guantánamo, Las Tunas, Moa, Nueva Gerona en la Isla de la Juventud, Pinar del Río, Sancti Spiritus y Trinidad. Como ejemplo, el viaje más largo (La Habana a Baracoa, en el extremo oriental de la isla) dura 2,5 horas y cuesta 135 dólares, sólo ida.

          En tren

          Autobús escolar cubano

          En 1995, 26 millones de pasajeros utilizaron los 4.527 km de vía de la red, sus 265 locomotoras y 784 coches de pasajeros. Más lenta y algo menos asidua que en Europa o Norteamérica, la red ofrece sin embargo a los turistas servicios privilegiados, ya que deben pagar en dólares estadounidenses o incluso en euros y a menudo tienen prioridad sobre los cubanos, el dólar obliga.

          Nuevo servicio desde 2003, el Tren Francés Especial sirve el corredor transinsular de 800 kilómetros que separa La Habana de Santiago con equipos de la SNCF francesa, rescatados del famoso Trans Europ Express . Este servicio nocturno no tiene literas (ningún tren cubano las tiene). Sólo hay bancos de tela cómodos con un aire acondicionado más que adecuado, música ambiental, camareros en las cabinas y un vagón cafetería. Duración: 12 horas y 30 minutos, con escalas en Santa Clara y Camagüey. Si el tren se retrasa más de una hora, se reembolsa a los viajeros.

          En coche

          PC270066.JPG

          Los coches de alquiler son, con diferencia, el gasto turístico más caro en Cuba. Se pueden pagar con tarjeta de crédito (todas excepto las emitidas por bancos estadounidenses) e incluyen una tasa de seguro bastante elevada, pero la gasolina no es realmente cara y está disponible en todas las ciudades importantes y a lo largo de las principales carreteras.

          Puedes permitirte toda la gama de coches: Audi, Alfa Romeo, Daihatsu, Peugeot, 4×4, minibuses, incluso una autocaravana Mercedes «mobile home/camper» a 200 dólares/día. Uno de los más baratos, el subcompacto coreano Daihatsu a 57 dólares/día, incluyendo 10 dólares de seguro. Como en todas partes, hay que pagar una franquicia reembolsable de 250 dólares a la firma del contrato.

          Las tarifas son en su mayoría más caras para coches idénticos en Canadá o Estados Unidos. Todas las cadenas de alquiler están bajo la autoridad de empresas comerciales paraestatales dependientes del Ministerio de Turismo. Es la calidad de los servicios y la flota de coches lo que marca la diferencia entre Cubacar, Havanautos, Micar, Panautos o Transtur. Compara los precios con Cubacar, Havanautos y Transtur (los otros dos hay que evitarlos: coches usados, en mal estado o una red incompleta) y no dudes en negociar.

          Límites de velocidad:

          • Autopista: 100 km/h
          • Carretera: 90 km/h reducidos a 60 km/h cerca de los colegios
          • Pueblo: 50 km/h reducidos a 40 km/h cerca de los colegios
          • Se requiere el carnet de conducir internacional. No se tolera ningún nivel de alcohol en sangre antes de conducir, se debe usar el cinturón de seguridad en los asientos delanteros de los vehículos.

            Vea también: ITINERARIO: Guía para un viaje por Cuba

            En autobús

            Hay dos servicios que cubren prácticamente toda la isla.

            • Los autobuses astro están abarrotados, son mecánicamente menos fiables, no tienen aire acondicionado, son baratos y están frecuentados por cubanos a los que tampoco les gustan. Se paga en pesos.
            • La alta burguesía turística utiliza la flota de Viazul, que consiste en autocares moderadamente cómodos con aire acondicionado y asientos ligeramente reclinables, cuyas tarifas se pagan en pesos convertibles. Horarios cumplidos, servicio más que decente.

            Guagua y botella

            Guagua es un autobús o microbús, botella es un camión con la cama vacía o cualquier vehículo motorizado que vaya en la dirección que tú vas. Es casi una ley no escrita: si conduces un vehículo de una empresa pública, es tu deber ofrecer hasta el último asiento libre a los parados o a quien espera (¡a veces durante horas!) el autobús local que aún no llega. Un buen botellero es una persona que no espera demasiado y que sabe subir rápidamente a un vehículo que va en la dirección deseada. La competencia es a veces grande, hasta el punto de requerir la presencia de las autoridades en los puntos de recogida, a la salida del pueblo o en los cruces importantes.

            En taxi

            Cubataxis cubre prácticamente toda la isla y utiliza coches nuevos, incluyendo una flota de cómodos Peugeots de último modelo. Las tarifas, por metro, son en consecuencia.

            En particular

            Un coche particular cuyo propietario llega a fin de mes ofreciendo transporte (ilegal pero tolerado) entre dos distritos de la ciudad o entre dos ciudades. Si utilizas a tu chófer durante más de un día, siempre encontrará un primo en el que quedarse a dormir y estará disponible recién llegado para recogerte en tu hotel o casa particular a la mañana siguiente. Negocia duro antes de salir.

            En bici

            Todo el mundo o su cuñado o vecino tiene una disponible. A los viajeros que llevan su propio equipaje les esperan vistas y descubrimientos inolvidables, y a un ritmo más humano. Cruzar la isla de un extremo a otro supone una distancia de 1.100 km.

            Hablar

            El idioma oficial es el español, pero miles de cubanos tienen la opción de aprender una segunda lengua en la escuela y muchos eligen el francés.

            Compras

            La leyenda del Che, hoy convertida en «industria» turística

            Desde el 8 de noviembre de 2004, cualquier compra de bienes o servicios en Cuba debe realizarse únicamente en pesos convertibles, que se negocian al tipo de cambio invariable de 1 dólar estadounidense por 1 peso convertible. Pero en abril de 2005 se produjo una revalorización del peso convertible frente al dólar. A partir de ahora, el peso convertible es un 8% más alto que el dólar estadounidense.

            En definitiva, los productos cubanos son los puros, el ron, el cine, el café y el Che. En cuanto a los puros, el primer productor mundial cuenta con decenas de variedades y marcas disponibles en tiendas especializadas situadas en las principales ciudades. Cuidado, los vendedores ambulantes que los ofrecen son en el 99% de los casos falsos. Es cierto que los trabajadores tienen derecho a una cantidad mensual que algunos revenden (normalmente a 25 dólares la caja, 50 o 100 dólares en el caso de los montecristos y otras shareagas); también es cierto que hay robos en las fábricas y que esas cajas con sellos oficiales acaban en manos de estafadores, pero a no ser que seas un aficionado, seguro que te estafan. No pierda el tiempo: compre legalmente y conozca los límites aduaneros impuestos por su país. Cuántos inocentes han visto confiscados sus puros a la salida de Cuba por los funcionarios de aduanas que no quieren inundar el mercado internacional con puros falsos que den mala prensa a su producto de lujo.

            Para el ron, la marca internacional Havana Club se sienta junto a Caney, Caribbean Club, Legendario, Mulata, Matusalén, Santiago, Paticruzado y Relicario en las estanterías. Es para probar y no es caro en la isla, ni siquiera para los Añejo, esos rones añejos que son casi coñacs.

            Café Cubano comercializa unas cuantas marcas de grano presentadas en atractivos envases, en grano o molidos: Cubita, Monte Rouge, Serrano. Las tazas, de café negro expreso y americano (disponibles en el «duty free» de La Habana están bien hechas y a 3 dólares cada una, son un buen recuerdo.

            En cuanto al Che, es una industria local que se presenta en camisetas, boinas, álbumes, postales, pósters y algunas baratijas a menudo de mal gusto.

            La artesanía local disponible para los turistas es más bien escasa y de mala calidad. En las tiendas de La Habana, así como en los mercados de artesanía de la ciudad, siempre encontrará las mismas baratijas de Che mencionadas anteriormente, así como algunos objetos decorativos de hueso o madera. También hay joyas de nácar y coral negro, que deben evitarse si se tiene conciencia ecológica. La mayoría de estos artículos parecen ser producidos en serie, pero eso no descarta algún que otro hallazgo.

            Para ver películas, dirígete a las oficinas del ICAIC en el Vedado y asalta los carteles de cine cubanos, que muestran una originalidad y creatividad que subraya el gran talento de los diseñadores y artistas gráficos cubanos desde los años 70.

            Comer fuera de casa

            Si no frecuentas las grandes mesas de La Habana, no puedes esperar ningún encuentro culinario inusual. Los cubanos se parecen mucho a sus vecinos de Estados Unidos en este sentido: azúcar y grasa, cocina en aceite vegetal, preferentemente carne y pocas verduras. Arroz, frijoles, huevos, pollo, cerdo y, más raramente, carne de res. Salvo en los grandes hoteles y complejos turísticos, las frutas y verduras están menos disponibles y en menos variedades de lo que cabría imaginar en un país con tanto espacio para cultivarlas. Esto parece ser un problema de distribución y transporte más que una situación de escasez.

            Beber / salir

            El agua potable es buena y segura para beber: el 91% de la población tiene acceso a ella. Para el alcohol, un bar de hotel, un quiosco en la playa, un tripot ilegal en el monte, un patio trasero, una fábrica de zumos de bagazo, cualquier lugar es bueno para beber.

            • Vinos: chilenos, italianos, españoles, franceses o incluso cubanos (Barón Lescompte/Freixenet, Castillo del Morro, Castillo del Wajay, Cortés, San Cristóbal, Soroa) se reparten los puestos, de 9 a 15 dólares y más, unos 3 dólares para el Soroa que es muy bueno.
            • Cervezas: Cristal (80% del mercado), Bucanero y Mayabe elaboradas por Cervecería Bucanero (propiedad y gestión: Labatt Brewery of Canada). Otras cinco cervecerías ofrecen Manacas, Modelo, Polar, Tropical y Tinima. Además, el raro Hatuey, fabricado en Santiago. La holandesa Heineken y la alemana Beck’s se beben en toda la isla. Se venden en botellas o latas por 0,75 dólares en las tiendas de alimentación, por 1 dólar en los bares baratos y de 3 a 5 dólares en los grandes hoteles con servicio. Gratis en todo incluido.
            • Rones: Havana Club, Caney, Caribbean Club, Legendario, Mulata, Matusalén, Paticruzado, Puerto Príncipe y Relicario.

            Pasar la noche

            Ruta

            Adoptada por los cubanos que ofrecen su casa particular desde 1997, la fórmula del «Bed and Breakfast» permite a miles de familias llegar a fin de mes y, al mismo tiempo, aportar ingresos adicionales al Estado, ya que cada habitación para la que el Estado expide un permiso oficial (Arrendedor Inscripto) se grava mensualmente (entre 100 y 300 dólares), esté o no ocupada. Los tipos de alojamiento varían mucho, algunos ofrecen baño privado, aire acondicionado, terraza, balcón o patio floreado, todo ello en un entorno típicamente colonial con techos altos y muebles de época.

            Otras casas ofrecen un nivel de servicio diferente (baño compartido, mobiliario modesto) en edificios que datan de los años 50 o 60, donde la cálida acogida de los anfitriones y sus familias compensa la intimidad o las estrecheces.

            Desde mayo de 2003, el gobierno cubano ha impuesto un límite de dos habitaciones a alquilar por casa, y un límite de ocupación de dos personas por habitación más un menor de 16 años que comparta la habitación de los padres. Además, los propietarios son gravados por la preparación de las comidas.

            Las tarifas (pernoctación, comidas, bebidas) se pagan en CUC (sólo y en efectivo). La seguridad de los locales, así como la limpieza de las habitaciones y de las duchas o baños, deben cumplir las estrictas normas impuestas por el Ministerio de Vivienda. Las tarifas de alquiler de una habitación varían de 15 a 30Cuc o más, dependiendo de la temporada, la ubicación y el trazado o la ciudad.

            En La Habana, las tarifas rara vez comienzan en menos de 30 o 40 dólares. 4 a 5 dólares por un desayuno completo y 8 a 15 dólares por la cena. Algunos propietarios guardan cerveza y colas de barril y te las ofrecen por un peso.

            Clase media

            El Gobierno y sus socios han construido miles de habitaciones de hotel en la isla en pocos años. La mayoría se concentra en grandes complejos turísticos, los más populares de los cuales son Varadero (un tercio de los visitantes de Cuba van allí), Guardalavaca, Cayo Coco, Cayo Guillermo, Baconao y Cayo Largo. La fórmula estándar, adoptada por los jamaicanos, es el todo incluido, lo que convierte a estos «resorts» en parques cerrados de los que salen poco o nada la mayoría de los 2 millones de turistas que Cuba acoge anualmente. Coste: entre 100 y 175 euros al día, dentro de los paquetes que incluyen el billete de avión desde Canadá, Sudamérica o Europa.

            También es reciente el fenómeno de los pequeños hoteles con encanto habilitados en edificios antiguos de La Vieja Habana. Completamente renovados, hipermodernos y confortables, son el resultado de asociaciones con intereses mexicanos, canadienses, franceses, italianos, españoles o alemanes. Unos quince de estos pequeños hoteles de lujo han sido (re)creados desde 2002. Cadenas locales como Islazul tienen proyectos similares para otras grandes ciudades de la isla. Precio medio en temporada alta de 70 a 140 EUR por persona y noche, sin comidas. Entre los pequeños y agradables hoteles de las afueras de la capital se encuentran el Mascotte en Remedios, el Casa Granda en Santiago, el enorme y ruso Pernik en Holguín, el Motel Los Caneyes en Santa Clara, el Camagüey en Camagüey, el Jagua en Cienfuegos, Los Jazmines en Vinales, el Royalton en Bayamo, el Motel Las Cuevas en Trinidad.

            Aprendizaje

            Según los informes, hay más de 35.000 estudiantes extranjeros en las 47 universidades de Cuba. La mayoría de las instituciones ofrecen sus cursos de idiomas y cultura y ofrecen paquetes con o sin alojamiento.

            Actividades

            Playa Larga

            Bahía de los Cerdos: Varios arrecifes de coral accesibles desde la orilla. Buena visibilidad. Lo mejor es alejarse unos 15 km del pueblo de playa Girón, ya que la pesca de supervivencia por parte de los lugareños ha reducido la población de peces comestibles (incluido el pez león que es delicioso una vez amputado de sus aletas venenosas)

            Playa Pesquero (Holguín)

            La playa de ambos hoteles: Playa Pesquero y Blau Costa Verde en la zona de Holguín, ofrece un buen potencial para el descubrimiento del snorkel. En el lado derecho de la playa (frente al mar), hay un pequeño centro de buceo. Cerca de este centro, hay un embarcadero donde se puede bajar al mar mediante una escalera. Este es uno de los mejores lugares con bonitos corales y muchos peces (colas amarillas, sargento mayor, etc.). Al estar cerca de la orilla, es relativamente seguro, ya que los barcos evitan acercarse demasiado a la orilla. En el centro de la playa, hay un poco de coral emergente que es un buen punto de partida para otra aventura de snorkel. Aquí la densidad de corales y peces es menor, pero los peces loro son más abundantes y es posible ver peces planos excavadores. Debes buscar los grandes corales cerebro bajo el agua, ahí es donde verás la mayor cantidad de peces. Por seguridad, hay que tener cuidado en este sitio porque hay barcos, windsurfistas, etc. En el lado izquierdo del mismo coral emergente hay una pequeña bahía poco profunda con también un buen surtido de peces pero también muchos erizos de mar en aguas poco profundas por lo que el riesgo es mayor allí.

            Seguridad

            Se puede afirmar sin dudar: de todos los países de América, Cuba es el más seguro con diferencia. Y uno de los países menos criminalizados del mundo. Un alto porcentaje (70%) procede de robos en la propiedad privada. Los robos constituyen el 10% de los delitos y sólo el 2% de estos delitos son violentos. En cuanto a los asesinatos, el 90% son resultado de diferencias personales entre la víctima y el criminal mientras una o ambas partes están intoxicadas.

            La industria azucarera, antaño la principal fuente de ingresos, ha desaparecido prácticamente en la actualidad. El turismo ha tomado recientemente la delantera. Por ello, una infracción cometida contra un turista se castiga con severidad. Se dice que una agresión violenta a un turista conlleva automáticamente una pena de 15 años de prisión. Cuba depende del turismo hasta tal punto que el Estado no puede tolerar ningún mal comportamiento que pueda perjudicar a su principal industria.

            Comunicando

            Todo el país está conectado, pero la digitalización de las redes, que comenzó en la mayoría de las principales ciudades con la aportación de Stet, una empresa italiana, no está completa. Cuba sólo dispone de un servicio limitado de llamadas al extranjero (a través de operadores) y la organización no puede cobrar a los abonados locales, por lo que los cubanos que quieran contactar con extranjeros tienen que hacerlo a cobro revertido. En la otra dirección, es fácil llamar a Cuba (código de país: 53) en cualquier momento. Salvo en las zonas rurales a determinadas horas del día, la conexión suele ser de buena calidad y es posible utilizar el wi-fi. Para ello, hay que comprar una tarjeta (cuesta 1 peso CUC la tarjeta de minutos, pero se pueden pedir 2 pesos o incluso 3 pesos en los domicilios particulares si no se quiere hacer cola; también hay tarjetas de 5 pesos, con las que se tiene derecho a 5 horas de conexión, pero como no es fácil cerrar la sesión, se corre el gran riesgo de pagar minutos por nada). Hay que pedir a los anfitriones (hoteles, casas particulares, restaurantes…) que conecten el Wi-Fi y que te comuniquen la contraseña; de lo contrario, hay lugares, casi en todas partes (plazas públicas, por ejemplo), donde puedes tener acceso, siempre que tengas una tarjeta válida. La red es aceptable, aunque puede haber cortes. WhatsApp, Yahoo, Hotmail… pasan sin problemas y Google no está bloqueado: no hace falta usar una aplicación como Hi VPN para desviar el NIP a un país donde no censuren ciertas aplicaciones.Cuando te conectas a Internet, tienes que introducir los dos códigos (una serie de números en el reverso de la tarjeta: tienes que rascar con cuidado el segundo, para que aparezca). Luego te conectas -o sigues conectándote- y la compañía telefónica te descuenta los minutos utilizados. Para cualquier mensaje escrito que quieras enviar, es mejor tenerlo ya preparado.

            Se trata de un proyecto que se ha convertido en un proyecto de investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *