Dehiscencia ósea – Diccionario Médico

Cardiología, obstetricia, oftalmología, cirugía ortopédica y traumatológica N. f. * dehiscencia: del latín dehiscere, abrir; * hueso: del latín ossum, de hueso, ossis {oss(i)-, hueso}, hueso. Separación natural o apertura natural de un órgano cerrado. El término dehiscencia se utiliza preferentemente en botánica para designar la salida de las semillas de sus vainas, que son entonces frutos dehiscentes, o la salida de los granos de polen de los estambres. Su uso en biología y medicina ya no es raro. Por ejemplo, cuando el óvulo sale del folículo de Graaf el día 14 del ciclo y abandona el ovario, podemos hablar de dehiscencia. En osteología, se dice que un hueso plano del cráneo es dehiscente cuando se desvía o se desplaza: dehiscencia del esfenoides, por ejemplo -es un hueso plano en la base del cráneo- que puede entonces ampliar la fosa temporal de forma significativa. En oftalmología, los médicos casi siempre buscan el desprendimiento de retina (DR). Un agujero, desgarro o dislocación de la retina cuando no está «estirada» se llama dehiscencia. Para entenderlo mejor, un tumor subretiniano (en la coroides, por ejemplo) puede causar una RD, pero la retina será estirada por el tumor. No es una dehiscencia. En cardiología, hay una dehiscencia del tabique ventricular (pared que separa los 2 ventrículos) cuando las 2 cavidades se comunican. Esta dehiscencia es normal en el feto y normalmente desaparece antes del nacimiento. Si no lo hace, se trata de una enfermedad cardíaca que debe ser tratada lo antes posible en función de su importancia. En obstetricia, una dehiscencia uterina es un desgarro más o menos completo de la pared uterina (miometrio con o sin peritoneo), espontáneo o tras una cesárea, o traumático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *