Día Internacional del Abrazo: ¡Acariciar a su mascota es bueno para su salud!

Tienes la suerte de compartir tu vida con un perro o gato al que consideras un miembro más de tu familia. Y tú lo amas, ¡lo sabemos! Para demostrar este amor a diario, qué alegría poder compartir momentos especiales con él abrazándole y darse cuenta de que ambos apreciáis estos pequeños momentos de ternura. Sobre todo porque abrazar a tu mascota es bueno para la salud, ¡está demostrado!
Con motivo del Día Internacional del Abrazo que se celebra cada año el 21 de enero, te contamos un poco más sobre ello.

Resumen:

  • Los beneficios de los animales en nuestra salud física y moral
  • ¡Tener una mascota es bueno para la moral!
  • Son un remedio natural para el estrés
  • Protegen nuestro corazón
  • Mi gato, este súper terapéutico : zoom en la terapia del ronroneo
  • Los beneficios de los animales en nuestra salud

    No hacen falta estadísticas para verlo, en presencia de un animal, ya nos sentimos mucho mejor. A partir de esta observación, se han realizado muchos estudios científicos para demostrar y probar este extraño «efecto de felicidad» que tienen las mascotas en nosotros.

    ¡Tener una mascota es bueno para tu moral!

    Después de un día difícil, qué puede ser más reconfortante que llegar a casa y encontrarte con tu mascota esperándote y diciéndote lo feliz que está de volver a verte. Durante estos emotivos reencuentros, nos olvidamos de nuestras preocupaciones para dedicarnos exclusivamente a él y demostrarle que nosotros también nos alegramos de que esté ahí.
    Además de estos pequeños momentos de alegría compartida, tener un animal en la vida y mantener una relación de complicidad con él garantiza una cierta estabilidad emocional. Representa un verdadero apoyo en caso de períodos difíciles y constituye una referencia, un punto de apoyo, en particular para las personas que sufren de soledad. Por extensión, no es de extrañar que los métodos terapéuticos, como la zooterapia, se establezcan valorando los beneficios del contacto con los animales.

    Son un remedio natural para el estrés

    Porque su sola presencia a nuestro lado nos tranquiliza y reconforta, Está demostrado que pasar tiempo con tu mascota reduce el estrés y la ansiedad. Dejar que su mascota se acurruque, se abrace y simplemente se concentre en el momento es una verdadera experiencia tranquilizadora.
    Acariciar a una mascota aumenta la producción de oxitocina, la hormona del apego, que tiene el efecto de relajarnos y hacernos sentir mejor. También está comprobado que tener una mascota en la familia aumenta los niveles de energía y hace que uno sea más activo, lo cual es evidente en los dueños de perros que acostumbran a salir con frecuencia.
    Por último, al limitar el estrés, la ansiedad y el aislamiento, se dice que los amantes de las mascotas son menos propensos a padecer síntomas depresivos que los no propietarios.

    Protegen nuestro corazón

    Además del inmenso amor que le tenemos y que pone bálsamo en nuestro corazón, compartir tu vida con una mascota es realmente bueno para el corazón, ¡literalmente! Abrazar a un perro o a un gato produce cierto apaciguamiento y estimula la producción de diferentes hormonas relacionadas con la felicidad: oxitocina, serotonina y dopamina. Además, este momento de calma permite disminuir el ritmo cardíaco y ralentizar la respiración.
    Este conjunto de factores tiende pues a limitar los riesgos de enfermedades cardiovasculares.
    En cuanto a los beneficios de la actividad física relacionada con el animal, eso es tanto más flagrante en los propietarios de perros que, al pasearlo, practican una actividad deportiva beneficiosa para ellos. Además, desde el punto de vista de nuestra salud en general, los animales estimulan nuestras defensas inmunitarias al aumentar nuestra producción de anticuerpos, lo que nos permite combatir mejor las enfermedades.

    Mi gato, que super terapéutico: zoom en la terapia purrson

    Si eres el orgulloso propietario de un felino o tienes oportunidades regulares de abrazar a uno, habrá notado que sus agradables caricias provocan ronroneos. La mayoría de las veces, este pequeño sonido se asocia a un estado de bienestar. Pero, ¿realmente conoces sus poderes mágicos sobre nosotros?
    En primer lugar, el ronroneo tiene un efecto positivo sobre los humanos por su frecuencia, considerada básica (entre 25 y 50 hertzios). En este sentido, actúan directamente sobre nuestras emociones. Si tienes un gato, haz la prueba. Acarícialo hasta que ronronee y concéntrate en este sonido con poder terapéutico. Una sensación de serenidad y calma te invade. Disfrute de los beneficios de esta terapia natural es sin efectos secundarios y muy recomendable para las personas que sufren de estrés, ansiedad y trastornos del sueño. Además, es una excelente manera de desahogarse y descomprimirse cuando se siente la necesidad! Por todas estas buenas razones y miles más, ¡el abrazo merece su propio día!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *