Economía y Estadística nº 451-452-453 – 2012La modelización macroeconómica: continuidades, tensiones

Los nuevos modelos keynesianos conocidos como «nueva síntesis neoclásica» pretenden basarse en una concepción rigurosa de la economía. Forman parte de la corriente de la macroeconomía que vinculaba el análisis del ciclo económico a las teorías del crecimiento a largo plazo, y que había dado lugar a la corriente de los ciclos reales. Todos ellos amplían la crítica de Lucas, según la cual sólo la identificación de los parámetros del problema de decisión de los agentes permite evitar los errores asociados a las lecturas directas de las regularidades econométricas. Sólo esta identificación permite evitar situaciones de equivalencia observacional, cuando un mismo «hecho empírico» puede entrar en el ámbito de varias teorías, exigiendo actuaciones totalmente divergentes de la política económica. Al proponer fundamentos rigurosos para los ajustes a corto plazo, que la antigua generación de la «primera síntesis neoclásica» normalmente sólo esbozaba, estos modelos muestran un alto nivel de ambición. Para explicar las fluctuaciones, introducen «choques» de varios tipos, que también pretenden tener fundamentos microeconómicos. Estos choques dan lugar a equilibrios intertemporales «perturbados». Además, nos llevan a prestar atención a la coherencia del comportamiento descrito en un modelo. Estos modelos suelen tener el inconveniente de ser complejos y complicados, lo que dificulta su comprensión. Utilizando un modelo simple típico de esta corriente, el presentado por Peter N. Ireland en 2004, presentamos las características básicas de este modelo, situándolo en relación con otras síntesis de la macroeconomía. A partir de esta estructura básica, los enriquecimientos permiten profundizar en los problemas sometidos al análisis macroeconómico, con dificultades a veces para hacer cohabitar la exigencia de coherencia, y la preocupación de realismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *