El ex director del IUT de Moulins se va a Costa Rica, bajo la égida de Asuntos Exteriores

El ex director del IUT de Moulins, Jean-Claude Péronnet, se va a Costa Rica en unos días. La última de sus muchas misiones en el extranjero.

Un profesor de literatura con alma de líder

«Crecer en Saint-Loup en los años 60, hace que quieras echar raíces allí, o ver el mundo, que era mi caso». Jean-Claude Péronnet se juzga a sí mismo así, como un niño curioso. Sin embargo, si observamos su carrera con más detenimiento, el antiguo director del IUT-TC de Moulins ha mantenido un pie en Bourbonnais, aunque también ha viajado mucho.

A pocos días de partir a una misión docente en Costa Rica, el profesor de letras (que es lo que es originalmente) nos cuenta cómo se convirtió en un trotamundos con alma de directivo de empresa.

Esta es la historia de un profesor de francés que dejó huella en el Puy-de-Dôme y en Angers. Confirmada su titularidad, puso sus ojos en el extranjero: «Había muchos puestos en el marco de la cooperación. Pero, eso fue hace 30 años. «

En Marruecos, Jean-Claude Péronnet trabajó durante dos años en el centro de formación de la Royal Navy. A su regreso, trabaja en Credif, el centro de investigación y difusión del francés que formaba a los profesores que salían al extranjero, y que ya no existe.

Es en El Cairo donde encontramos a Jean-Claude Péronnet. Durante tres años, supervisó la formación de asesores educativos egipcios. Formación que entonces se impartía en francés.

Pasan los años y se suceden las misiones que obligan a los Bourbonnais a adaptarse y aprender cada vez más. En Yibuti, enseñó psicopedagogía a los futuros profesores. «Todo esto eran cargos bajo la tutela del Ministerio de Asuntos Exteriores o el de Cooperación, nada que ver con la educación nacional. «

El Estado no tiene más dinero. Así que tenemos que sondear el sector privado»

De vuelta a Francia, el profesor no vuelve a encontrar un aula, al menos no de inmediato. Se convirtió en asistente de la acción cultural para el Rectorado en Clermont, antes de volver a la enseñanza en 1999, en el IUT de Moulins.

El IUT le transformó. Tanto o más que los viajes. En 2003, cuando Jean-Claude Péronnet lleva a su familia a Gabón, ya ha cambiado la cara de la presencia francesa en el extranjero. «Ahora, si quieres hacer cosas, tienes que encontrar el dinero tú mismo. El Estado no tiene más. Así que hay que dirigirse al sector privado. El IUT me dio las claves para acercarme a los líderes empresariales y crear asociaciones. «

En Libreville, Jean-Claude se encargaba de las clases de matemáticas del instituto. «Las empresas occidentales contrataban a expatriados, cuando los jóvenes gaboneses se iban a estudiar a Francia y la mayoría se quedaban allí. Creé puentes entre los licenciados y las empresas locales. Es un gran orgullo porque todavía funciona. «

La cooperación unidireccional tiene sus límites. La que aún hoy tiene Francia se orienta cada vez más hacia el mecenazgo privado. Así, cuando Jean-Claude Péronnet se fue a Guinea Ecuatorial en 2010, consiguió que los festejos de la semana de la Francofonía duraran quince días, sin desatar su cartera.

Es en un nuevo continente donde el profesor francés tendrá que poner en práctica esta forma de hacer las cosas. Dentro de unos días, volará a Costa Rica.

Stéphanie Ména
[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *