El teléfono inalámbrico, pero no sin ondas…


CT0

La primera generación de teléfonos inalámbricos se llama CT0 (CT por Cordless Telephony generation 0). Aparecido en los años 80, utilizaba una señal analógica, enviada en banda FM (frecuencia modulada), con frecuencias de 26,3-26,5 MHz y 41,3-41,5 MHz.

Estos teléfonos se comercializaron hasta 1999 en Francia. Tenían una antena telescópica.

CT1

La generación CT1 se utilizó principalmente en Alemania y los países escandinavos a partir de 1984. La señal también es de tipo analógico. Las frecuencias utilizadas son más altas que la generación anterior: 915 – 915 MHz en transmisión y 959-960 MHz en recepción.

CT1+

Esta generación, también analógica, utiliza frecuencias a 885-887 MHz en transmisión y 930-932 MHz en recepción. Se utilizó a partir de 1987.

CT2

La generación CT2, que apareció en 1989, utiliza una señal digital. La base y el teléfono se comunican en la misma frecuencia (864-868 MHz). La gran diferencia con las generaciones anteriores radica en que la señal es digital y no analógica y, sobre todo, en que esta técnica utiliza señales pulsadas (a 500 Hz). Existen fuertes presunciones sobre el peligro potencial, de las ondas de alta frecuencia en general, pero de las ondas pulsadas en particular (ver nuestro artículo: http://pollution-electromagnetique.over-blog.com/2016/04/ondes-pulsees.html).

DECT

Los primeros teléfonos que utilizan la tecnología DECT (Digital Enhanced Cordless Telecommunication) aparecieron en 1995. Esta generación sustituyó a todas las versiones anteriores. Esta tecnología utiliza frecuencias digitales de 1,9 GHz con pulsos de baja frecuencia (100 Hz)

Hoy en día, el teléfono inalámbrico con tecnología DECT es ultra mayoritario en Europa. La comodidad de este teléfono (que ya no tiene antena telescópica y cuyo alcance es mayor) es evidente. Además, las comunicaciones de las antiguas generaciones analógicas podían ser «hackeadas» por una tercera persona.

Sin embargo, su uso es cada vez más denostado, existiendo muchos testimonios relativos en particular a la alteración de la calidad del sueño (ver nuestro artículo sobre las ondas pulsadas). La pulsación, además de la alta frecuencia, genera corrientes eléctricas cerebrales visibles mediante un electroencefalograma. Véase un interesante artículo en el siguiente sitio:http://www.robindestoits.org/ETUDE-les-telephones-sans-fil-DECT-et-le-WiFi-provoquent-des-irregularites-cardiaques-23-10-2010_a1138.html

Los experimentos muestran que la aplicación de una onda con una frecuencia cercana a los 600 kHz (aplicada durante varios segundos a varios minutos) y con una PSD (densidad de flujo de potencia) de unos 100.000 W/m2 produce efectos macroscópicos (ablaciones) en los tejidos biológicos (CF: patente WO 3020/009141).

Nota: para la definición de PSD ver nuestro artículo: http://pollution-electromagnetique.over-blog.com/2016/03/relation-mathematiques-entre-unites.html

Con la tecnología DECT, y dependiendo de ciertos tipos de dispositivos, la estación base emite permanentemente ondas pulsadas, incluso cuando el teléfono no está en uso.

También pudimos comprobar, con un detector de alta frecuencia, que la estación base emite con fuerza cuando el auricular no está colgado (aunque no haya comunicación en curso). ¡También pudimos comprobar que algunas bases DECT emiten Superficies de Densidad de Potencia (PSD) más importantes que un terminal Wi-FI! Las ondas son detectables a varios metros alrededor de la base.

Para ello, vea nuestro vídeo a continuación, en el que se ve la emisión electromagnética que emite la base DECT cuando el teléfono deja de estar colocado sobre ella:

Es imprescindible, por tanto, si es posible, conseguir un teléfono antiguo con cable. Si esta no es su elección (por razones prácticas comprensibles), es mejor conseguir un teléfono inalámbrico que utilice la tecnología CT1 o CT1+.

Si, no obstante, le resulta imposible o no desea cambiar de teléfono, deben tomarse las siguientes precauciones:

  • Retirar la base de las zonas habitadas en las que se pasa mucho tiempo (dormitorio, oficina …)
  • Deje siempre el auricular en la base cuando no haya ninguna comunicación en curso.
  • Muchos teléfonos que utilizan la tecnología CT1+ siguen existiendo en el mercado. Los últimos que quedan son:

    • «France Telecom Amarys 165», todavía disponible en Priceminister por menos de 30 €
    • «Philips Icana 5250» más difícil de encontrar
    • «Philips Evalia 5500» también difícil de encontrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *