evangeli.net

Hoy, el Evangelio toca nuestros «bolsillos intelectuales»… Para ello, como en tiempos de Jesús, los prudentes pueden alzar la voz para considerar si es un asunto que merece la pena. Los discípulos, viendo que se hacía tarde y que no podían hacer frente a la cantidad de gente que rodeaba a Jesús, encuentran la manera de salirse con la suya: «¡Que vayan a las aldeas y se compren algo de comer! (Mt 14:15). No esperaban que su Maestro y Señor echara por tierra su cuidadoso razonamiento diciéndoles: «Dadles vosotros de comer» (Mt 14,16).
Se dice que, «Quien no se apoya en Dios, no sabe contar». Y es cierto, los discípulos no sabían contar -y nosotros tampoco- porque muchas veces en nuestras adiciones nos olvidamos del número más importante: Dios mismo entre nosotros.
Los discípulos hicieron su recuento, contaron correctamente el número de panes y peces, pero a la hora de dividirlos mentalmente entre un número tan grande de personas el resultado era siempre cero, por lo que optaron por el prudente realismo: «Aquí sólo tenemos cinco panes y dos peces» (Mt 14,17). No se dieron cuenta de que tenían a Jesús -verdadero Dios y verdadero Hombre- entre ellos. arafraseando a San Josemaría, sería bueno recordar que: «En las empresas apostólicas es bueno -y un deber- tener en cuenta tus medios terrenales (2 + 2 = 4), pero nunca olvides que tienes que contar con otro término de la suma: Dios + 2 + 2…». El optimismo cristiano no se basa en la ausencia de dificultades, resistencias y errores personales, sino en Dios que nos dice: «Y yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo» (Mt 28,20).
Sería bueno que nosotros, tú y yo ante las dificultades, y antes de declarar la muerte de la audacia y el optimismo del espíritu cristiano, tuviéramos en cuenta a Dios. Que seamos capaces de decir con San Francisco aquella maravillosa oración: «Donde esté el odio, que ponga yo el amor», es decir, donde no se cuente bien, hay que contar con Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *