Ginecomastia: definición y consejos

La cura de la ginecomastia es un procedimiento de cirugía plástica que se practica cada vez más. Consiste en corregir la hipertrofia del pecho en los hombres con la ayuda de la liposucción. ¿Cómo puedo saber si tengo ginecomastia? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Cuál es la causa? Es siempre adecuada la cirugía?

¿Qué es la ginecomastia?

La ginecomastia es cuando las glándulas mamarias se agrandan en los hombres. Este defecto da la apariencia de un pecho femenino y puede ser muy incapacitante para los hombres.

La ginecomastia aparece con mayor frecuencia en la adolescencia pero desaparece después de este periodo rico en crecimiento hormonal. Cuando no es así, la culpa suele ser de un desequilibrio hormonal (una bajada de testosterona o una subida de estrógenos)

La ginecomastia puede aparecer en un solo pecho (lo que se denomina ginecomastia unilateral) o en ambos (ginecomastia bilateral). A pesar de las apariencias, el primer tipo de ginecomastia es muy común; más del 50% de los hombres con ginecomastia.

La ginecomastia unilateral puede estar relacionada con el cáncer o con una anomalía hormonal (secreción anormal de prolactina o de estrógenos de un tumor testicular). Algunos tipos de medicamentos también pueden provocarla (por ejemplo, el diltiazem, la ciclosporina o la pregabalina). A veces la ginecomastia unilateral puede iniciar una ginecomastia bilateral.

Esto último también puede encontrar su origen en una alteración hormonal o en ciertos excipientes de medicamentos. Tenga en cuenta que la ginecomastia bilateral no rima necesariamente con la simetría; a veces los pechos del hombre no tienen ni el mismo tamaño ni la misma forma.

¿Cómo detectar la ginecomastia? ¿Qué la provoca?

Para detectar si eres propenso a la ginecomastia, el médico te examinará tumbado con las manos detrás del cuello. Intentará comprobar si hay un bulto que sobresale alrededor del pezón. Esto no te hará daño, no te preocupes.

Para detectar realmente la ginecomastia, también es importante examinar los testículos, si se encuentran atrofiados (caso de hipogonadismo) o sobresalen (presencia de un tumor). La ginecomastia también puede deberse a una enfermedad del hígado o de la tiroides, por lo que debe examinarse para descartar cualquier posibilidad.

Después de estos pasos, se realiza un estudio hormonal y luego una mamografía.

Estos últimos exámenes en el proceso son cruciales para descartar (o descartar) cualquier posible trastorno endocrino, o de otro tipo.

Los factores

Como se ha detallado anteriormente, hay muchas causas que pueden provocar la ginecomastia.

La ginecomastia puede deberse a una alteración hormonal (hipogonadismo o hiperprolactinemia)

También puede estar relacionada con la ingesta habitual de fármacos cuyos excipientes actúan sobre las glándulas mamarias, nótese por ejemplo fármacos como algunos antibióticos (Metronidazol, Etionamida, Isoniazida, etc.) o de fármacos psicotrópicos o psicodependientes (antidepresivos tricíclicos, fenotiazinas, Diazepam, Haloperidol). Tenga en cuenta que este puede ser el caso de algunos antiandrógenos, tratamientos contra el VIH o antihipertensivos

También otros tratamientos pueden causar ginecomastia en los hombres. Es el caso de las hormonas del crecimiento, los esteroides, los estrógenos o los andrógenos.

Las disfunciones hormonales que conducen al crecimiento de las mamas en los hombres también pueden estar relacionadas con la cirrosis hepática o el hipertiroidismo

Como recordatorio, algunas formas de cáncer también están implicadas: cáncer testicular, de riñón, de estómago, de pulmón o de hígado, por ejemplo.

Por último, ciertas sustancias nocivas para el organismo pueden provocar el aumento de las mamas en los hombres; la metadona, el cannabis, el alcohol, la heroína o las anfetaminas, entre otras.

Enfermedades implicadas

Algunas enfermedades pueden resultar ser un factor que conduzca a la ginecomastia; enfermedades renales, hepáticas, tiroideas o ciertas insuficiencias hormonales. ¡

También hay que señalar algunos síndromes raros (como el síndrome de Klinefelter o la enfermedad de Addison, la acromegalia.

¿Y la naturaleza?

Sí, a veces la única culpable es nuestra querida madre naturaleza! Por ejemplo, los bebés nacen muy a menudo con una ginecomastia leve (debido al aumento de estrógeno producido por la placenta).

Las variaciones hormonales en la adolescencia a veces también dan lugar a una ginecomastia leve.

Los hombres de mediana edad no se quedan al margen; la mitad de los hombres de más de 50 años afirman ser propensos al aumento de pecho, y por supuesto esta cifra aumenta con la edad.

El aumento de peso de forma natural sigue siendo el principal factor que conduce a la ginecomastia. Este tipo de ginecomastia se denomina «esencial».

Advertencia a los señores adictos al gimnasio: ¡el entrenamiento con pesas no es inofensivo! A veces puede exagerar la hipertrofia de los pechos del hombre, sobre todo cuando éste busca multiplicar los ejercicios destinados a muscularse los pectorales.

Cómo superar la ginecomastia

Ginecomastia: definición y consejos¿Cómo superar la ginecomastia?

En primer lugar y lógicamente, es aconsejable atacar la causa: tratar de encontrar un tratamiento alternativo al fármaco o fármacos causantes o por el contrario adoptar un tratamiento hormonal en caso de trastorno o desorden, o por supuesto detener cualquier ingesta excesiva de alcohol o sustancias ilícitas.

Si se toman todas las medidas para tratar la ginecomastia pero ésta persiste, se puede considerar la cirugía.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general, a menudo de forma ambulatoria.

El cirujano procederá a la extirpación total del tejido sobrante, ya sea el exceso de grasa, de glándula o incluso de piel si es necesario (en caso de hipertrofia importante, o de piel inelástica)

El cirujano también procederá a la liposucción del tejido graso.

La cicatriz pretende ser discreta. La mayoría de las veces es periareolar, pero a veces puede ser prolongada, sobre todo cuando se elimina la piel en cantidad. Así, también puede pasar por debajo del pecho, hacia las axilas o el esternón.

¿Es dolorosa la intervención?

Tranquilícese, la intervención no suele ser muy dolorosa, sobre todo gracias a los analgésicos que le recetarán después.

Todavía le aconsejamos como precaución que planifique unas semanas de baja laboral para el postoperatorio.

La cicatrización es un periodo delicado, hay que evitar esfuerzos físicos, movimientos brutales o solicitar los músculos pectorales de cualquier manera.

Es comúnmente aceptado que la reanudación de las actividades deportivas debe tener lugar después de 2 meses.

Para aliviar el dolor postoperatorio, asegurar un soporte adecuado y promover la reconstrucción de los tejidos se recomienda usar un chaleco de soporte después de la cirugía. Se lleva de día y de noche (en previsión de que resulte muy útil) durante casi 3 meses.

No hay que descuidar la calidad de esta prenda; no sólo garantizará el buen resultado de la operación, sino que aliviará el dolor después de la misma.

Al ser considerada la ginecomastia como una verdadera enfermedad, su intervención está parcialmente cubierta por la Caja del Seguro de Salud Primaria. Sin embargo, le invitamos a prever algunas tasas y costes adicionales.

Ginecomastia: definición y consejosChaleco de compresión corporal

Consejos corporales

En todos los casos, te aconsejamos vivir la situación con zenitud y confianza: ¡todo problema tiene solución! Mientras esperas una respuesta estética o ver los resultados esperados, suele ser aconsejable llevar ropa holgada (sobre todo si la mirada o el juicio de la otra persona es muy importante para ti).

En cuanto a las secuelas de la operación, llevar una prenda de soporte de calidad te aportará comodidad y serenidad.

0 Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *