Hillary Clinton en la India, días después del triple atentado

Se reunirá con el primer ministro Manmohan Singh el martes antes de dirigirse al día siguiente a Chennai (antigua Madrás, al sur), una de las varias ciudades indias que se están abriendo a la inversión extranjera a medida que la tercera economía de Asia se desarrolla rápidamente.

Se espera que la inestabilidad en Pakistán y la amenaza de un resurgimiento de los talibanes en Afganistán estén en el menú de las conversaciones con Manmohan Singh, a quien Clinton tratará de tranquilizar sobre los planes de EE.UU. para el periodo posterior a 2014, durante el cual está prevista la retirada de las fuerzas de la OTAN de Afganistán.

La jefa de la diplomacia estadounidense tiene previsto «discutir en detalle» la cooperación entre Estados Unidos y la India para proporcionar seguridad a este país, dijo un miembro del entorno de Clinton poco antes de su llegada.

En nombre del equilibrio regional, India acogió la semana pasada la decisión de Estados Unidos de suspender parte de su importante ayuda militar a Pakistán. La decisión afecta a unos 800 millones de dólares, es decir, más de un tercio de la ayuda que EE.UU. concede anualmente a Islamabad.

Pero a Nueva Delhi le preocupa la prevista retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, pues teme que los grupos islamistas de Pakistán la aprovechen para desestabilizar aún más el país.

India había congelado el proceso de paz con Pakistán tras los sangrientos atentados de Bombay de noviembre de 2008, atribuidos al grupo islamista con sede en Pakistán Lashkar-e-Taiba. Un comando de 10 hombres había sembrado la muerte durante 60 horas en Bombay, matando a un total de 166 personas.

La llegada de Clinton a la India se produce después de un triple atentado que tuvo como objetivo varias zonas de Bombay el miércoles por la noche, dejando más de 10O personas heridas además de 19 muertos.

No se reivindicó la autoría y la policía no se inclinó por ninguna pista sobre los autores de las explosiones realizadas antes de una reunión a nivel de asuntos exteriores entre India y Pakistán sobre su frágil diálogo de paz.

El lunes se celebró en Nueva Delhi una reunión preparatoria entre altos funcionarios indios y pakistaníes sobre Cachemira y, tras los atentados del miércoles, Nueva Delhi trató de evitar señalar a Pakistán.

«Juzgamos que hay un progreso definitivo entre India y Pakistán en los últimos meses», elogió un alto funcionario estadounidense que acompaña al secretario de Estado.

Según esta fuente, Washington y Nueva Delhi comparten la misma visión de la integración económica regional en el sur de Asia, que conlleva una normalización de las relaciones entre India y Pakistán.

Esta vía económica se debatirá especialmente el miércoles en Chennai, elegida por el jefe de la diplomacia estadounidense por su dinamismo en el comercio internacional y la inversión extranjera.

Según el portavoz del gobierno indio, Vishnu Prakash, «no es exagerado decir que la relación (con EEUU) se ha transformado en los últimos años.»

El viaje de Hillary Clinton se produce después de una visita oficial el año pasado del presidente Barack Obama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *