Jean-Baptiste de Gennes

Jean-Baptiste de Gennes pertenecía a la familia de Gennes, asentada en Gennes-sur-Seiche. La familia se había dividido en varias ramas, en Poitou, Bretaña y Anjou.

Jean-Baptiste de Gennes es hijo de Jean de Gennes, escudero, señor de Boisguy y Bourg-Chevreuil, era protestante, al igual que su madre Anne Naudin. Era hija de Paul Naudin, señor de Vieux-Pont, boticario en París, valet de chambre del rey. Sus dos hermanos murieron en la infancia. Al caer en la pobreza, tuvo que practicar «un arte mecánico que hace parte necesaria de la medicina» para mantener a su familia.

Se fijó en él el duque de Vivonne, que lo sacó de la tienda de su padre, lo llevó a Mesina y luego lo incorporó a la marina real en Rochefort, en 1673. Fue nombrado teniente de fragata ligera en 1680, teniente de navío tras su conversión, en 1685. Participó en una expedición destinada a inspeccionar la costa española, en 1686.

Continuó sus estudios en las artes mecánicas. Inventó un reloj «ascendente» sin muelles ni contrapesos. En 1677 presentó a la Real Academia de Ciencias una máquina de tejer que no requería trabajadores. Este fue el primer uso de levas en un telar, pero su telar nunca funcionó. Jacques Vaucanson retomó sus ideas, pero sustituyó las levas por bielas, lo que simplificó el primitivo sistema. El padre Labat vio en 1700, en la isla de Saint-Christophe un pavo real mecánico que había construido el conde de Gennes.

En 1687, obtuvo una licencia para trabajar en una «máquina de longitud». Participó con Jean Du Casse (c. 1650-1715) en una expedición por la costa de Surinam en 1689. Una ausencia injustificada y un breve viaje a Holanda levantaron sospechas sobre la calidad de su lealtad y su conversión. Sin embargo, a su regreso, fue nombrado capitán de un barco en 1691. Hacía guardia frente a la entrada del río Rochefort en el Soleil d’Afrique, un barco de quinta categoría.

En 1695, Jean-Baptiste de Gennes propuso establecer una base francesa en la costa del Pacífico de Sudamérica para conquistar las minas de plata de Perú. En la Corte se constituyó una sociedad con 85 accionistas, entre los que se encontraban Vauban, Villars, el duque de Chaulnes y el duque de Nevers, la princesa de Conti, la marquesa de Montespan, y se recaudaron 183.833 livres tournois. Seis barcos: el Faucon-Anglais (capitán Jean-Baptiste de Gennes), el Soleil-d’Afrique (capitán Du Parc), el Séditieux (capitán de la Rocque), la Félicité, fragata del rey, una flauta, la Gloutonne, la Féconde, que se separó del convoy para ir a Gambia y luego a Cayena] fueron armados y salieron de La Rochelle bajo el mando de de Gennes el 3 de junio de 1695. Pasó por Goree, el río de Gambia donde tomó el fuerte Saint-Jammes en poder de los ingleses, hizo transportar a las islas francesas a los negros que encontró en los almacenes ingleses para venderlos, en 1696. Se soltó en la bahía de Río de Janeiro y llegó el 11 de febrero de 1696 a la entrada del Estrecho de Magallanes, pero intentó cruzarlo dos veces, sin éxito a causa de los vientos. Se rindió y navegó durante varios meses por el Mar Caribe, donde capturó 5 barcos ingleses, entre ellos el Didaper, que llevó al puerto de Saint-Pierre, en Martinica. Sus barcos llegaron a La Rochelle el 21 de abril, excepto el Porée, que llegó más tarde. Esta expedición no fue un éxito financiero,,

Fue nombrado caballero de Saint-Louis en 1697. La Compañía de los Mares del Sur le pidió que comandara una nueva expedición que debía pasar por el Estrecho de Magallanes, pero las condiciones establecidas no le satisfacían, por lo que se negó. El mando de la expedición fue otorgado a Jacques Gouin de Beauchêne (1697-1701).

Habiendo visitado la Guayana, obtuvo de Luis XIV una concesión de tierras a lo largo del río Oyac y recibió el título de conde por cartas patentes de junio de 1697

Fue nombrado gobernador de la isla de San Cristóbal en 1699. Al comienzo de la Guerra de Sucesión Española, el general Codrington lo citó para que se rindiera. Tras pedir consejo a sus oficiales, se rindió a los ingleses el 16 de julio de 1702. Fue hecho prisionero por los ingleses, luego liberado, y durante su viaje a las tierras que poseía a orillas del río Oyac, fue capturado por un corsario holandés que lo llevó a Saint-Thomas. Luego fue encerrado en Martinica, donde se le acusó de traición y cobardía frente al enemigo. El consejo de guerra presidido por el nuevo gobernador Machault lo condenó. Fue encerrado en Fort-Royal, condenado en agosto de 1704, degradado de la nobleza y privado de la cruz de Saint-Louis, y luego liberado. Escribió a Jérôme de Pontchartrain para defender su honor. Fue traído de vuelta a Francia en el Thétis con los documentos de su juicio. El Thetis fue hundido por el Exeter el 25 de febrero de 1705. La tripulación fue llevada a Kinsale, Irlanda, y de Gennes fue llevado a Plymouth donde murió en agosto de 1705. Fue defendido por el Padre Labat. Posteriormente fue rehabilitado por Luis XIV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *