La crisis global del Covid-19 espolea los proyectos de moneda digital

La crisis del Covid-19 ha impulsado al 30% de los bancos centrales a acelerar sus proyectos de moneda digital, según la tercera encuesta del Banco de Pagos Internacionales (BPI) a 65 países en el cuarto trimestre de 2020. La crisis sanitaria ha aumentado el interés por disponer de una moneda 100% electrónica que satisfaga los requisitos de lejanía física y resuelva los temores de contaminación si se utilizan billetes y monedas. Una moneda digital del banco central también facilitaría y aceleraría el pago de ayudas en tiempos de crisis económica. El banco central abonaría directamente en la cuenta del individuo. En términos más generales, este movimiento forma parte de un declive del dinero en efectivo como medio de pago, pero no como ahorro preventivo fácilmente disponible. Y el 60% de los países cree que la crisis sanitaria no ha cambiado el ritmo de sus trabajos en la materia.

Casi nueve de cada diez bancos centrales están estudiando los pros y los contras de emitir su moneda digital, tanto si está destinada únicamente a las entidades financieras como a los ciudadanos y las empresas. Pero aún están lejos de estar preparados para dar el paso. Sólo el 14% se encuentra en la fase de proyectos piloto y de prueba. Los países emergentes están más motivados que los desarrollados para lanzar una versión electrónica de su moneda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *