La función financiera en una empresa: cuestiones y perspectivas

Es difícil evaluar una empresa sin tener en cuenta su aspecto financiero. En efecto, evoluciona en un espacio financiero que le obliga a operar teniendo en cuenta ciertas necesidades financieras y bajo ciertas limitaciones financieras.

La empresa del mañana que quiera ser competitiva debe desarrollar una función financiera interna sólida y eficiente para asegurar su sostenibilidad. ¿Qué papel desempeñará en el día a día? ¿Quiénes son las diferentes partes interesadas? ¿Existen interacciones con las demás funciones de la empresa?

Papel de la función financiera en la empresa

La función «finanzas» permite asegurar a los responsables de la toma de decisiones que dispondrán de los fondos necesarios en el momento T para financiar tal o cual actividad.

Es por tanto a ella, a quien corresponde la responsabilidad de dar a la empresa la oportunidad y los medios para desarrollarse. Además, garantiza que el capital de la empresa está bien invertido de forma rentable.

Antes de tomar cualquier decisión que implique un flujo financiero o un agujero de caja, un directivo o tomador de decisiones debe consultar a la función financiera de la empresa. Esto implica que las herramientas puestas en marcha están en consonancia con el negocio.

La función financiera en la empresa da gran interés a la gestión de riesgos. Esto se debe a que es muy importante limitar los riesgos financieros que puedan causar daños a la empresa.

La función financiera también se interesa por el aspecto legal asegurando que la empresa cumple con los procedimientos de autorización.

Los ratios financieros establecidos por la función financiera de la empresa ofrecen un diagnóstico sobre su rendimiento que permite conocer sus capacidades de financiación y planificar cualquier estrategia de desarrollo.

Información financiera precisa…

Siguiendo una buena gestión financiera, los cuadros de mando e indicadores financieros de la empresa deben ofrecer información actualizada y relevante a los gestores de la misma.

Pero no hay que pensar que la información que posee el departamento financiero es sólo de carácter «financiero». Ofrece un verdadero cuadro de mando a los gestores que deben justificar sus gastos, ofreciéndoles una herramienta y unos resultados que muestran la rentabilidad que han asegurado.

Lo que está en juego en una función financiera es, por tanto, muy elevado. Como verdadera herramienta de decisión, la función financiera permitirá a los directivos planificar sus estrategias de desarrollo garantizando su capacidad de financiación.

Una vez puestas en marcha las diferentes estrategias, es posible tener visibilidad sobre la rentabilidad de cada acción y saber qué elección de inversión habrá sido la más acertada.

Encontrar el equilibrio adecuado entre necesidad y despilfarro

La función financiera se encarga de todas las actividades de una empresa. Es importante que pueda permitir al responsable de la toma de decisiones saber qué actividad es más rentable que otra.

Pero la gestión financiera también entra en juego para evitar una necesidad de financiación de la empresa que pueda provocar dificultades financieras o de tesorería. Una buena gestión financiera también se traduce en la ausencia de despilfarro.

Las tareas del CFO

Una vez repasados los principales roles que desempeña la función financiera, nos preguntamos qué perfil puede tener el CFO.

Dado que la función es tanto «financiera», «presupuestaria», «estratégica», como de «comunicación», parece que esta persona tendría necesariamente un perfil bastante complejo y competente. Pero, ¿cuáles son sus tareas en la empresa?

Se le suele llamar el arquitecto de las estrategias financieras porque es el responsable, en cierta medida, de «dibujar» todos esos proyectos de la empresa y asegurar los medios.

El director financiero tiene pesadas tareas y responsabilidades. Sobre estos hombros, a veces, se juega la sostenibilidad de su estructura.

Debe estar atento a cualquier cambio económico (por ejemplo, la desaparición de un proveedor, un competidor que ha sido comprado por otro…) y ser capaz de analizar las consecuencias y reaccionar

Le corresponde definir las orientaciones estratégicas, que decide en función de la estrategia de la empresa pero también de los medios y del contexto económico.

Pero su misión no termina ahí, debe supervisar la salud financiera de cada unidad operativa y evaluar sus resultados financieros para informar al director general sobre la rentabilidad de cada unidad. Por lo tanto, es a raíz de su informe que se toman las decisiones de dejar tal o cual producto o de aumentar la producción… ciertamente, el marketing tendrá que intervenir, pero sin el aval del financiero, es impensable ver a un director de empresa dar su aprobación a tal o cual desarrollo, e incluso si es el cliente quien lo solicita.

¿A qué se reduce una buena gestión financiera?

El objetivo financiero de una empresa no es sólo la facturación y sería un gran error confundir la facturación con el beneficio real. La gestión financiera debe guiarse por tres criterios necesarios para el buen funcionamiento de la empresa:

  • Rentabilidad: es evidente que para que una empresa crezca debe ser rentable. Pero lo que muchas veces se olvida es que para crecer se necesitan inversores a los que sólo les interesa la rentabilidad.

  • Solvencia: dos puntos muy importantes para el desarrollo de la empresa. Después de encontrar capital (y demostrar así su rentabilidad), la empresa necesita préstamos. Será casi imposible beneficiarse de ellos si la empresa no es solvente. Ningún banco se comprometerá como socio si sabe, de antemano, que corre un gran riesgo de no volver a ver el color de su dinero.

  • Liquidez: ¿sabías que un número considerable de empresas acaban en suspensión de pagos por un problema de liquidez? Cuando las salidas de efectivo superan las entradas de efectivo, toda la empresa se desestabiliza. Un consejo: no pierdas de vista tu flujo de caja o WCR.

    • La función financiera en una empresa supervisa todas las actividades y debe proporcionar a todos los responsables un elemento de respuesta fiable que les ayude en la toma de decisiones.

      Sea cual sea su tamaño, una empresa no puede ser sostenible sin tener una perfecta visibilidad de sus partidas financieras clave.

      No olvides que Petite-Entreprise.net es un portal de ayuda dedicado a las VSE y a las pymes que tiene como objetivo desarrollar soluciones a medida para apoyar a las empresas en la gestión de su compañía. Contamos con una red de asesores competentes y comprometidos con un enfoque de calidad, que están ahí para ayudar a las VSE y a las PYME a afrontar el futuro.

      ¿Quieres controlar tu rentabilidad? ¡Fabrice te responde!

      ¿Responde esta hoja a su pregunta?
      ¿Le parece útil esta hoja?

      7,4/10

      • twitter
      • linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *