La lectura en el primer grado.

La lectura en el primer grado

Aprender a leer ¿qué es? Aprender a leer es aprender a identificar secuencias de palabras escritas y comprender su significado. Roland Goigoux, Sylvie Cèbe

Los componentes esenciales – conciencia fonológica: comprender que el habla está formada por fonemas; conciencia de que las palabras están formadas por fonemas; reconocimiento e identificación de un sonido entre otros sonidos de una palabra – conciencia alfabética de la codificación de la escritura: comprender que las letras/grupos de letras (grafemas)se corresponden con estos fonemas. Este principio alfabético debe enseñarse explícitamente desde el inicio del CP. poner en correspondencia grafemas y fonemas; aprenderlos – la automatización del procesamiento del código de conocimiento / desciframiento de las palabras (percepción, segmentación, memorización). Esta automatización es el resultado de una práctica suficiente de la lectura y la escritura a través de actividades que hacen que el alumno quiera leer. Los alumnos deben haber tomado conciencia, en primer lugar, de que: – El habla puede segmentarse en unidades (palabras, sílabas, fonemas) – Las más pequeñas de estas unidades (fonemas) tienen como contrapartida letras o grupos de letras (grafemas).

Hay que distinguir entre: Fonema / grafema / letra El fonema es la unidad distintiva más pequeña de la cadena hablada, es decir, la unidad de sonido más pequeña capaz de producir un cambio de significado por conmutación (por ejemplo, lámpara/rampa) El francés tiene 37 fonemas. El grafema es la unidad más pequeña del sistema gráfico destinado a transcribir los fonemas. Está formado por una o varias letras: = o, au, eau (3 grafemas distintos para un mismo fonema) Es distinto de la letra como el fonema lo es del sonido. La letra es una unidad del alfabeto que cuenta 26. Solo, o combinado con otros, participa en la constitución del grafema.

El «bagaje léxico» oral de los alumnos El «bagaje léxico» de los alumnos es crucial en el aprendizaje de la lectura. Es importante tanto para la lectura como para la escritura: no se puede leer/comprender o incluso escribir una palabra para la que no se tiene una imagen mental. Las actividades de lengua oral, leídas por el profesor, permiten a los alumnos familiarizarse con formas lingüísticas quizá más elaboradas que las que ellos utilizan.

Un objetivo: la autonomía Uno de los objetivos es que el lector sea autónomo lo antes posible. Hay que dar prioridad a la descodificación fonológica: a partir de unas pocas asociaciones fonema/grafema el aprendiz de lector ya puede ganar autonomía.

Primera parte del año: Relaciones entre grafemas y fonemas: entrenamiento metódico en la relación entre letras y sonidos Propuesta Primera parte del año: Las correspondencias fonema/grafema se ven por primera vez pasando del fonema al grafema (del sonido a la(s) letra(s) que lo transcriben). El ritmo adoptado es de dos sonidos por semana. La lengua francesa tiene 34 fonemas, por lo que serán necesarias 17 semanas para este estudio completo. Durante las vacaciones de febrero, se estudiaron por primera vez todos los fonemas. Segunda parte del año : El curso escolar dura 36 semanas, así que tenemos la segunda parte del año para repasar todo el sistema por segunda vez, pero esta vez adoptando el camino inverso, pasando de las letras a los sonidos que pueden transcribir.

¿Por qué este orden? En aras de la eficacia En aras de la eficacia Es más fácil pasar de lo conocido a lo desconocido. Los alumnos tienen un cierto conocimiento del lenguaje oral (bagaje léxico) desarrollado en el jardín de infancia, por lo que partimos de él para descubrir el lenguaje escrito. La misma preocupación por la eficacia guía el orden de estudio de los fonemas: los fonemas más frecuentes se estudiarán primero. Es probable que sean más fáciles de memorizar porque se escuchan más a menudo y se encuentran más a menudo en las palabras que componen los textos. Cada fonema estará asociado a una palabra clave y a una imagen de referencia que facilitará su memorización a través de un entrenamiento sistemático (repaso diario de todos los sonidos ya estudiados gracias a estas palabras clave asociadas a una imagen que se muestra constantemente en el aula).

¿Cómo ayudar a los alumnos a fijar en la memoria la relación grafema/fonema? Esta memorización debe ser una prioridad para los profesores: – Importancia de las pantallas en el aula y en los cuadernos de los alumnos. – Los padres deben ser conscientes de ello. Memorizar estas correspondencias no es suficiente: – Memorizar los principales conjuntos silábicos. – Memorizar las palabras de la herramienta y las más frecuentes del idioma. Dar prioridad al input a través de la escritura Dictado de sonidos Dictado de sílabas Producción de palabras regulares (situación problemática)

Lectura-escritura en CP: dos actividades complementarias La lectura y la escritura deben estar constantemente asociadas → Los dos procesos de aprendizaje se retroalimentan. La escritura lo permite: Mejorar la segmentación fonológica: aislar fonemas, asociar grafemas. Este trabajo mejorará la lectura. Separe las letras, escríbalas de izquierda a derecha. Esto nos permite insistir en el principio alfabético de nuestra lengua. Tomar conciencia de las letras mudas, de las diferentes grafías de un mismo sonido, de las marcas gramaticales… Este conocimiento es importante para la lectura y la escritura.

Este enfoque tiene como objetivo el acto de leer en su totalidad es decir, el desciframiento, que es el único que permite la lectura de palabras desconocidas, pero también y sobre todo la comprensión, que es la única que da su sentido y finalidad a toda la lectura. Se trata, pues, de un doble enfoque: hacer que los alumnos sean conscientes: – de que toda la escritura tiene un significado y de que, efectivamente, es ese significado lo que buscamos cuando leemos – de que disponemos de una poderosa herramienta que nos permite traducir esos signos escritos en sonidos que forman palabras que podemos reconocer y, por tanto, comprender.

Objetivos de lectura-escritura descubrimiento y exploración de frases, textos (trabajo de comprensión) y trabajo de comprensión a partir de textos leídos por el adulto aprendizaje sistemático y explícito de las relaciones fónicas/gráficas (trabajo del código) en la lectura y la escritura. Trabajo sobre los fonemas, las sílabas, las palabras. aumento del capital léxico, ortográfico y semántico (adquisición y memorización de 10 palabras nuevas cada semana). escritura de palabras, construcción de frases, textos. observación del funcionamiento de la lengua escrita, primera aproximación a la gramática y a la ortografía (letras mudas, letras de acuerdo) y a la construcción de palabras. cultura de la palabra escrita, placer de la lectura, lectura literaria En resumen: – aumentar progresivamente la capacidad de leer palabras, frases y textos en voz alta y en silencio por sí mismos. – aumentar progresivamente la capacidad de escribir palabras, frases, textos solos (trabajar la automatización del gesto gráfico para una mayor y mayor facilidad, ejercicios de caligrafía y copia cada día)

Organizar el tiempo de lecto-escritura Las sesiones realizadas se van a repartir en 4 días Hacer que cada niño lea cada día individualmente ocupa una sesión por día. Por lo tanto, es necesario planificar en paralelo ejercicios escritos que puedan ser realizados de forma autónoma por los demás alumnos (cada alumno se dirige al pupitre para leer al profesor durante este tiempo). Esta lectura diaria individualizada permite seguir la evolución de cada alumno y reaccionar muy rápidamente ante las dificultades observadas para evitar que se conviertan en permanentes. De 2 a 2,5 horas por día completo que se dividirán en al menos 4 momentos distintos, una sesión en cada franja horaria (antes y después del descanso de cada media jornada). descubrimiento y exploración de un texto colectivo para leer: 30 minutos (Descubrimos un texto para leer cada día o cada dos días: al menos dos textos por semana) trabajo colectivo sobre una relación fonética/gráfica: 30 minutos (Permanecemos dos días en el estudio de un fonema/grafema, no más) escritura (gesto gráfico) : 15 min de producción escrita: 15 a 30min de escucha de una historia, comprensión de la misma: 15 a 30 min de ejercicios en cuaderno/ lectura individual en voz alta: 30 a 45 min de ejercicios en pizarra (dictado de sonidos, sílabas, palabras): 15 min

Algunos consejos importantes: Al principio del año, se descubren una, dos o tres frases nuevas para leer cada día. Las frases a leer pueden ser, alternativamente, frases producidas por el profesor o el libro de texto de lectura utilizado, o un pequeño texto que hayamos construido juntos en clase. Cada día se repasan todas las relaciones fonema-grafema ya estudiadas. Los textos nuevos no deben contener más de un 10% de palabras nuevas, y estas palabras nuevas deben estudiarse en detalle. Al principio del año, en el CP, se utilizan al máximo las palabras mayúsculas adquiridas en el jardín de infancia, se construyen textos en relación con la vida de la clase, se memorizan de cinco a seis palabras cada semana. Estas palabras se registran en un cuaderno especial o aparecen explícitamente en las tarjetas de sonido del libro de lectura en una caja.

No olvides tener en cuenta la capacidad de atención de un niño de 6 años, La duración máxima de una sesión, para que tenga éxito, no debe superar los 30-45 minutos. No olvides la pauta: 2,5 horas de actividades de lectura y escritura al día. Es absolutamente necesario planificar una organización que te permita que cada alumno lea, en voz alta, cada día, contigo, individualmente (¡este es uno de los secretos del éxito en CP!)

Trabajar los fonemas Consulta la web del Groupe Maitrise de la langue Se proponen varios ejercicios por su facilidad de aplicación en el aula. El único prerrequisito y condición necesaria para muchos de ellos es la posesión en el aula de una colección de imágenes lo suficientemente grande como para ser utilizada como material colectivo.

El orden de estudio de los fonemas Una propuesta de progresión en el sitio del Groupe Maitrise de la langue 1) para el estudio de los fonemas (de los fonemas a los grafemas: 1ª parte del año) 2) Para el estudio de las letras a los sonidos (2ª parte del año) Prioridades que difieren : – Comienza con los fonemas correspondientes a las letras aisladas. – Introducir rápidamente los sonidos vocálicos (é, ou, an ,in) – Empezar por los fonemas más frecuentes de la lengua – Empezar por los fonemas que se pueden aislar y manipular más fácilmente (por ejemplo: v, s, r…)

Diversos enfoques Animar a los alumnos a utilizar todos los procedimientos que tienen para identificar las palabras: lectura directa lectura indirecta decodificación parcial recurso al significado… Anime a los alumnos a controlar su actividad de descifrado, sin recurrir nunca a las adivinanzas, apoyándose en la sintaxis y el significado.

Lista de posibles álbumes

1er periodo – Estructuras repetitivas – apoyo en palabras «conocidas»: días de la semana, palabras de herramientas, nombres de animales… – apoyo en el vínculo entre texto e ilustraciones

2º periodo

3º periodo

4º periodo

5º periodo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *