Las algas rojas han estado «cementando» los corales durante millones deaños

Los arrecifes de coral forman estructuras estables, refugios para muchas especies marinas cuando los elementos arrecian. Sin embargo, un coral es un organismo frágil. ¿Cómo pueden unirse para formar estructuras tan fuertes? Un estudio publicado el 20 de octubre de 2020 en la revista Scientific Reports, y realizado por investigadores alemanes, confirma que unas algas concretas lo hacen posible, y lo han hecho durante millones de años.

Un trabajo de consolidación de algas rojas

Los científicos analizaron más de 700 arrecifes fosilizados, remontándose en la historia a más de 150 millones de años. De este modo, pudieron confirmar que las algas coralinas, las algas rojas, actúan como cemento de los arrecifes para evitar que estas frágiles estructuras tridimensionales se derrumben. Estaba bastante claro que las algas rojas coralinas «desempeñan un papel clave en la consolidación de muchos arrecifes de coral tropicales modernos», pero los investigadores no sabían «si su función como consolidadoras de arrecifes era también pronunciada en el pasado geológico». Estas algas estabilizan los corales formando un duro esqueleto calcáreo. «Utilizando una amplia base de datos de arrecifes antiguos, mostramos una fuerte correlación entre la presencia de algas rojas coralinas y la formación de verdaderos arrecifes de coral en los últimos 150 millones de años», presumen los investigadores. «Sin embargo, varias crisis a lo largo de estos millones de años han limitado su capacidad para hacerlo», señala el doctor Sebastien Teichert, coautor del estudio, en un comunicado.

Una debilidad convertida en fortaleza

Porque para que las algas coralinas desempeñen su papel, siguen necesitando la oportunidad. Y a lo largo de su evolución, su vida cotidiana no ha sido un camino de rosas. De hecho, algunos animales marinos, como los peces loro, han evolucionado para alimentarse de ellas, diezmando poblaciones enteras de algas. Afortunadamente, estos últimos han desarrollado una estrategia de adaptación. Ahora bien, «la bioerosión por parte de los equinoideos y los peces loro es beneficiosa para las algas rojas coralinas en su estado actual, ya que elimina las algas carnosas de crecimiento rápido y otras epífitas», dice el estudio. Las algas se han adaptado tan bien que incluso se benefician de estos herbívoros», dice el Dr. Teichert. Libran a las algas rojas coralinas de un crecimiento perjudicial, permitiéndoles crecer sin obstáculos. Esto significa que las algas rojas coralinas tienen más éxito que nunca en el mantenimiento de los arrecifes de coral en la historia de la Tierra. Buenas noticias, pues: en un momento en el que se ha registrado una dramática aceleración de los eventos de blanqueo de corales en los últimos años, estas algas rojas podrían ser una valiosa ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *