Lesión del ligamento cruzado anterior


Lesión del ligamento cruzado anterior (LCA)

LCA

El ligamento cruzado anterior o «ligamento cruzado anterolateral» es un ligamento situado en el centro de la articulación de la rodilla. Junto con el ligamento cruzado posterior, forma el «pivote central» de la articulación de la rodilla. Se inserta anteriormente en la tibia y termina en la cara medial del cóndilo lateral (fémur) de la rodilla.

Razón:

Su papel es primordial en la cinemática de la rodilla. Se opone a la traslación anterior de la tibia por debajo del fémur (cajón anterior), pero también se opone a la rotación interna de la tibia con respecto al fémur.

Mecanismos de rotura:

La lesión del ligamento cruzado anterior es común, y es un motivo frecuente de examen en cirugía ortopédica. La rotura del LCA es, en la mayoría de los casos, la consecuencia de una torsión violenta de la rodilla, que suele producirse durante un accidente deportivo.

Hay cuatro mecanismos que pueden conducir a una rotura del LCA:

  • Mecanismo de hipertensión («Disparo en el hueco»).Mecanismo de rotura del ligamento cruzado anterior
  • Mecanismo de hiperflexión.
  • Mecanismo de varo, flexión y rotación interna (VARFI).
  • Mecanismo de vago, rotación externa y flexión (VALFE).
    • Diagnóstico de la rotura del ligamento cruzado anterior:

      El diagnóstico de la rotura del LCA suele ser clínico. Clásicamente se realizan exámenes adicionales (IRM/Arthroscanner) para confirmar la rotura y buscar lesiones asociadas (hematoma óseo o contusión ósea, lesión meniscal y lesión del ligamento periférico). Estas lesiones asociadas pueden alterar el tratamiento terapéutico tras una rotura del ligamento cruzado anterior.

      LIGA normalLIGA roto

      RMN de un LCA normal RMN de un LCA roto

      ¿Hay que operar y por qué?

      El principal problema del ligamento cruzado es su escasa vascularización. Cuando se rompe, tiene pocas posibilidades de curarse por sí mismo y cuando a veces se cura sus fibras están estiradas y biomecánicamente esas no son competentes.

      No siempre es necesario operar un LCA roto si la exigencia deportiva no es importante. Los riesgos de no operar esta lesión pueden ser a corto y medio plazo la repetición de esguinces o las molestias que esto produce (aprensión) y por tanto la imposibilidad de la práctica deportiva regular. La repetición de los esguinces puede dar lugar a lesiones meniscales y luego a lesiones cartilaginosas que conllevan un riesgo importante de artrosis a largo plazo.

      La indicación quirúrgica se realiza en función de la edad, el deporte practicado, la motivación del pacientey los factores clínicos y radiológicos (especialmente si hay lesión meniscal concomitante)

      ¿Cómo prepararse para la cirugía?

      No hay urgencia para reconstruir este ligamento, en la medida en que la operación consiste en sustituir el ligamento por un injerto (Ligamentoplastia).
      En general, es necesario esperar de 6 a 8 semanas después del accidente para reconstruir el ligamento (rodilla móvil sin dolor seco, ausencia de flessum). La reeducación es imprescindible antes de una posible intervención quirúrgica.

      ¿En qué consiste la intervención?

      El procedimiento consiste en reconstruir el ligamento (ligamentoplastia) bajo artroscopia de forma anatómica utilizando un autoinjerto de tendón porque la sutura directa del ligamento cruzado anterior es ineficaz.

      En Francia, se utilizan principalmente dos tipos de trasplantes:

      • Tendones de los isquiotibiales (técnica DiDT para el tendón interno derecho y medio).

      DiDT

      Fichas informativas:

      Ficha técnica de DiDt

      Ficha técnica de DiDt4

      • Tendón rotuliano (Técnica de Kenneth Jones o Técnica KJ).

      Tendónrotuliano.jif

      Ficha informativa:

      Ficha de la técnica de Kenneth Jones (tendón rotuliano)

      Pero hay muchos otros tipos de trasplantes (Fascia lata con la técnica de Mac Intosh, tendón cuadricipital o como los americanos con aloinjertos (tomados de donantes))

      ¿Cómo se hace la elección de la técnica quirúrgica?

      La elección es a la carta en función de varios parámetros: la experiencia del cirujano, el tipo de deporte practicado (deporte de pivote, deporte de pivote-contacto, deporte en el eje), las lesiones asociadas (lesiones meniscales…) porque en general no hay grandes diferencias en términos de resultados a largo plazo en función de los tipos de trasplantes utilizados. El Dr. BATARD elegirá con usted el tipo de cirugía que más le convenga.

      ¿Cuáles son las secuelas habituales de este tipo de cirugía?

      La duración de la hospitalización es de una media de 24 a 48 horas dependiendo del dolor. La reeducación se inicia el mismo día de la operación. Durante su hospitalización, el Dr. Julien BATARD le entregará una guía en la que le informará de las secuelas y le dará consejos sobre la rehabilitación durante los meses posteriores a la operación. Al salir del hospital, serán posibles dos modalidades de cuidados de rehabilitación (reeducación ambulatoria en un centro de reeducación o reeducación ambulatoria en una consulta de fisioterapia liberal elegida previamente).

      Las secuencias habituales de reanudación deportiva difieren poco en función de las diferentes técnicas quirúrgicas (DiDt/tendón rotuliano).

      Las secuencias de reanudación deportiva (al margen de una posible complicación) son las siguientes:

      • D45 postoperatorio: Reanudación de actividades cíclicas.
      • 3er mes postoperatorio: Reanudación de la natación.
      • 4º mes y medio de postoperatorio: Reanudación de la carrera en llano tras la realización de pruebas isocinéticas.
      • 5º mes y medio de postoperatorio: Reanudación de los deportes de pivote tras la realización de pruebas físicas por parte de un fisioterapeuta y cuestionarios subjetivos.
      • 6º mes y medio de postoperatorio: Reanudación Deporte de Contacto Pivotante (Fútbol, Baloncesto, Balonmano, Rugby…)
      • ¿Por qué los retrasos de la reanudación deportiva son tan largos?

        El trasplante que va a sustituir a su antiguo ligamento cruzado anterior es un elemento inerte, privado de su vascularización e inervación. Un proceso biológico de «ligamentización» permitirá que el injerto se adapte a su nueva función de ligamento cambiando su estructura. Este proceso de ligamentisación ha sido estudiado (Shelbourne) y se desarrolla en 4 fases:

        1. Fase 1 de colonización celular (primeros 2 meses),
        2. Fase 2 de remodelación colágena (2 meses a 1 año): importante actividad fibroblástica y neovascularización, áreas de degeneración.
        3. Fase de maduración 3 (1 a 3 años): disminución de las células y de la vascularización, maduración de las fibras colágenas.
        4. Fase 4 de quiescencia: tres años después de la implantación, el injerto tiene una verdadera estructura de ligamento, comparable al ligamento cruzado normal.
        5. ¿Cuáles son los principales riesgos?

          Los más comunes
          Como en cualquier cirugía, existe el riesgo de hematoma, que suele resolverse por sí mismo. Excepcionalmente puede requerir una punción evacuadora o un drenaje quirúrgico.
          La flebitis puede producirse a pesar del tratamiento anticoagulante. Se trata de un coágulo que se forma en las venas de las piernas, que puede migrar y provocar una embolia pulmonar. Se prescribe un tratamiento anticoagulante para la prevención.

          Más raramente
          La cicatrización de los tejidos de la rodilla puede crear adherencias que limitarán la flexión y generarán rigidez.
          La algodistrofia es un fenómeno doloroso e inflamatorio que aún se conoce mal. Se trata médicamente y puede durar varios meses (o incluso años), lo que lleva a una gestión específica con reeducación adaptada, evaluaciones complementarias y, a veces, una gestión específica del dolor. Es imprevisible tanto en su aparición como en su evolución y posibles secuelas. La infección profunda es una complicación muy rara. Puede requerir una nueva operación y la prescripción de un tratamiento antibiótico prolongado. Se le recomienda encarecidamente que no fume durante el periodo de curación, ya que fumar aumenta significativamente la tasa de infección.
          La reagrupación es rara pero posible durante un nuevo choque. Es importante respetar los plazos dados por su cirujano para la reanudación de las actividades deportivas.

          La lista no es exhaustiva y puede ocurrir una complicación particularmente excepcional, relacionada con la condición local o la variabilidad técnica.

          Enlaces útiles:

          • Sitio web del seguro médico Esguince de rodilla.
          • Sitio web del seguro médico: paro laboral y cirugía del ligamento cruzado anterior.

          iv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *