L'arsenal para controlar las plataformas de alquiler turístico se endurece

El arsenal destinado a controlar mejor las plataformas de alquiler turístico entre particulares se endurece. A partir de ahora, los propietarios tentados de poner su apartamento en alquiler en Airbnb, y luego pasar su anuncio en PAP o Leboncoin con el fin de eludir las reglas, son propensos a ser pinchado.

En el marco del examen del texto sobre el compromiso en la vida local y la proximidad de la acción pública, la Asamblea Nacional adoptó en la noche del jueves al viernes, en segunda lectura, dos enmiendas que permiten a los municipios reforzar los controles. «Las plataformas digitales estarán obligadas a transmitir a los ayuntamientos, además de la dirección y el número de declaración de los alquileres amueblados en su territorio, el nombre del inquilino, así como el hecho de que la propiedad es o no su residencia principal. «Otra de las modificaciones aprobadas obliga a las plataformas a especificar si el arrendatario es un particular o un profesional inscrito en el registro mercantil.

Cruzando expedientes

Así, los empleados municipales podrán identificar más fácilmente -cruzando los expedientes de los distintos sitios- a los infractores de la ley Elan para la evolución de la vivienda, la urbanización y lo digital, aprobada en 2018.

Este fija a 120 días máximo por año para las residencias principales el alquiler de las mismas amuebladas turísticamente en los municipios habiendo establecido un procedimiento de declaración previa de este tipo de alojamientos. Los defraudadores se arriesgan a una multa de 10.000 euros.

El intento de modular este tope, sin embargo, fracasó. Una disposición introducida por los senadores que daba la posibilidad a los ayuntamientos de rebajarla a 60 días fue retirada por los diputados.

Preservar los derechos de propiedad

Afirmaron que esa medida habría constituido una vulneración de los derechos de propiedad y no era probable que permitiera volver a poner las viviendas en el mercado. El gobierno también estaba en contra. «Es importante no librar la batalla equivocada», reaccionó el ministro de Vivienda, Julien Denormandie, en un comunicado. La cuestión de la limitación por debajo de los 120 días no tiene ninguna repercusión en el número de viviendas disponibles en el parque privado, ya que se trata de las principales residencias de los inquilinos, que viven allí el resto del año. Por otro lado, hay que luchar contra la especulación allí donde actúa.»

La mención del nombre del inquilino en los anuncios también debería frenar el alquiler ilegal de viviendas HLM constatado en estas plataformas y denunciado por los arrendadores sociales.

En el marco de la aplicación de la ley Elan, un decreto publicado el pasado 31 de octubre ya prevé imponer a Airbnb y a los consorcios, a partir del 1 de diciembre, que comuniquen una vez al año a los ayuntamientos la lista detallada de los inmuebles alquilados a través de ellos. Con, cada vez, la dirección del alojamiento en cuestión (incluyendo el número de edificio, de escalera, de piso y de apartamento), su número de declaración y el número de días durante los cuales este alojamiento amueblado ha sido objeto de un alquiler.

Milocho administrativo

«El Parlamento vuelve a algo que ya existe», señala Timothée de Roux, presidente de la Unión Nacional para la Promoción del Alquiler Vacacional (UNPLV), la organización que representa a las plataformas. «Nos piden cuatro y hasta cinco veces los mismos datos», lamenta el también director general de Abritel HomeAway. Además de la recaudación de la tasa turística, algunos municipios exigen a las plataformas un número de registro de la vivienda alquilada. A partir del 1 de enero de 2020, también estarán obligados a declarar a Hacienda el importe de los ingresos de los arrendatarios.

Lea también:

La policía ha participado por primera vez en un control de los alquileres de Airbnb

«Antes de añadir capas administrativas, que complican la vida de todos, incluidos los municipios, sería bueno hacer un balance de lo que realmente existe», cree el presidente de la UNPLV. No obstante, acoge con satisfacción «la remoción del sentido común» de la posible rebaja por debajo de los 120 días del tope del número de días de alquiler.

Este tema podría sin embargo volver en la comisión mixta que reúne a diputados y senadores. En caso de pulso, la última palabra la tendrá la Asamblea Nacional.

La transformación de locales comerciales en alojamientos turísticos amueblados mejor vigilada

La transformación de locales comerciales en alojamientos turísticos amueblados preocupaba cada vez más a algunos ayuntamientos. Sobre todo porque permitía un alquiler los 365 días del año. Esta práctica será mejor supervisada. Los diputados han aprobado una enmienda que permite a los municipios que lo deseen «someter a autorización los cambios de destino o subdestino que tengan por objeto transformar locales con otro destino o subdestino en alojamientos turísticos amueblados». «Timothée de Roux, el presidente de la UNPLV, la organización que representa a las plataformas, cuestiona sin embargo el alcance real de la medida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *