Manejo práctico del síndrome de liberación de citoquinas (SRC) post-CAR-T en pacientes adultos y pediátricos: recomendación de la Sociedad Francesa de Trasplante de Médula y Terapia Celular (SFGM-TC)

El síndrome de liberación de citoquinas (SRC) se ha descrito con el uso de diferentes terapéuticas y especialmente de inmunoterapias adoptivas como las células CAR-T (CAR-T). La RSC es la complicación más frecuente después de la CAR-T. La incidencia varía del 30 al 100%. Los casos graves se dan en el 10-30% de los pacientes. El evento desencadenante es la activación de la CAR-T después de encontrar su objetivo. Esto conduce a la liberación de citoquinas efectoras, como el IFNγ, el TNFα y la IL2, activando a su vez el sistema de monocitos/macrófagos, lo que da lugar a la producción de citoquinas proinflamatorias, (incluyendo la IL6, el IFN-y, la IL10, la MCP1) asociadas a una elevación significativa de la PCR y la ferritina. El SRC suele aparecer entre 1 y 14 días después de la inyección y puede durar de 1 a 10 días. Se han registrado raros casos mortales. El primer síntoma suele ser la fiebre, que puede ser muy alta y requiere una mayor vigilancia. En las formas moderadas, se presenta fatiga, cefalea, erupción cutánea, artralgias y mialgias. Puede asociarse un síndrome de encefalopatía relacionado con el CAR-T (CRES). En caso de agravamiento, se puede encontrar un shock vasoplegico con fuga capilar y dificultad respiratoria. Es esencial un estrecho seguimiento clínico desde el momento de la inyección para detectar rápidamente los primeros síntomas. El tratamiento de las formas graves, además del manejo sintomático, incluye anticuerpos monoclonales dirigidos al receptor de la IL6 o a la IL6, y a veces esteroides. La estrecha colaboración con las unidades de cuidados intensivos es esencial, ya que entre el 20 y el 50% de los pacientes necesitan ser trasladados a una unidad de cuidados intensivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *