Más de 200 detenciones, fuertes tensiones entre negros y policías en EEUU

Las detenciones se produjeron 48 horas después de que un ex soldado negro abriera fuego contra los policías de Dallas, matando a cinco e hiriendo a otros siete.

Pero los manifestantes que se reunieron el sábado por la noche querían rendir homenaje sobre todo a los negros abatidos por agentes de policía, después de que dos muertes emblemáticas en Luisiana y Minnesota fueran captadas en vídeo por testigos. Estos vídeos han sido vistos millones de veces en Internet y han conmocionado a la opinión pública.

Uno de estos dos homicidios tuvo lugar en una carretera de Saint Paul, durante un banal control de tráfico. Philando Castile, un trabajador de la cafetería de una escuela de 32 años, recibió un disparo mortal el miércoles mientras su novia y la hija pequeña de ésta lo observaban. El agente que efectuó los disparos justificó su respuesta diciendo que Castile tenía un arma en su coche.

Un total de 21 agentes que mantenían el orden en esta ciudad de Minnesota resultaron heridos el sábado por la noche, según las autoridades, cuando una protesta se descontroló, con los participantes lanzando piedras y negándose a despejar una carretera. Un total de 102 personas fueron detenidas.

«Esto no tiene nada que ver con el luto, esto no tiene nada que ver con una protesta, esto se llama disturbios, esto se llama violencia», dijo el alcalde de Saint Paul, Chris Coleman. «No toleraremos este tipo de violencia incalificable»

Tolerancia cero

«Los manifestantes de anoche se convirtieron en infractores de la ley. Estoy literalmente horrorizado por las acciones de algunos de ellos. No lo aceptaremos», advirtió el jefe de la policía de la ciudad, Todd Axtell.

Otra tensa protesta tuvo lugar en la ciudad de Baton Rouge, en Luisiana, donde un vendedor de CDs negro fue abordado en el suelo por dos policías antes de ser disparado a corta distancia el martes. Más de 100 personas fueron detenidas, según medios locales que citan a la policía.

En la concentración, Deray McKesson, una figura del grupo «Black Lives Matter», un movimiento a la vanguardia de la denuncia de la mala conducta policial contra los negros, filmó su propia detención a través de la aplicación Periscope.

«La policía nos ha estado provocando toda la noche», dijo el activista, muy activo en las redes sociales. «No estamos bloqueando la calle ni nada», añadió en un vídeo en el que se escucha a los manifestantes, seguidos por agentes de policía, corear: «No hay justicia, no hay paz, policía racista».»

Entonces la imagen desaparece abruptamente y se escucha: «Policía. Estás detenido, no te resistas».

El mismo clima de incomprensión reinaba en Dallas, donde Barack Obama tiene previsto visitar a principios de esta semana. El presidente estadounidense llamó al país a unirse en torno a sus valores fundacionales de tolerancia y respeto.

Nerviosismo ambiental

El pistolero «demente» que sumió en el luto a esta importante ciudad de Texas en la noche del jueves no representa ni a los negros estadounidenses ni «el espíritu con el que debemos avanzar», dijo Obama. Obama.

Este hombre, un ex soldado llamado Micah Johnson, tenía «otros planes devastadores», según reveló el domingo el jefe de la policía de la ciudad, ante el arsenal bélico encontrado en su casa.

La policía se incautó de material para fabricar bombas, armas, munición y un libro de tácticas de combate en su casa del suburbio de Dallas, Mesquite.

En una señal de nerviosismo continuo, la jefatura de policía de Dallas se puso en alerta máxima durante unas horas el sábado tras recibir una amenaza contra sus funcionarios. Sin embargo, en un registro no se encontró nada.

«El Departamento de Policía de Dallas ha recibido una amenaza anónima contra las fuerzas del orden en toda la ciudad y ha tomado medidas de precaución» para reforzar la seguridad, según el comunicado enviado a los medios de comunicación el sábado.

Hombres de la unidad de élite SWAT de la policía fueron desplegados alrededor del edificio principal de la policía, según los medios locales.

Con AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *