Medida de apoyo a las VSE y a las PYMES: planes de liquidación de deudas tributarias

¿Qué empresas pueden beneficiarse de estos planes de liquidación?

Estos planes de liquidación pretenden apoyar a las empresas muy pequeñas (VSE) y a las pequeñas y medianas empresas (PYMES), especialmente afectadas por las consecuencias económicas de la crisis sanitaria.

Se dirigen a comerciantes, artesanos y profesiones liberales que hayan iniciado su actividad a más tardar en 2019, independientemente de su estatus (empresa, empresario individual, etc.) y de su régimen fiscal y de seguridad social (incluidos los microempresarios), sin condición de sector de actividad ni pérdida de volumen de negocio.

¿A qué impuestos se refiere?

Se trata de los impuestos directos e indirectos recaudados por la Dirección General de la Hacienda Pública, salvo los derivados de una inspección fiscal, y cuyo pago debía realizarse entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2020, en su caso, antes de una decisión de aplazamiento por la crisis sanitaria.

Se incluyen:

  • Saldos del Impuesto sobre el Valor Añadido y de las retenciones a cuenta de febrero a abril de 2020, que deberían haberse abonado de marzo a mayo de 2020
  • Saldos del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre el Valor Añadido Empresarial, que debían abonarse entre marzo y mayo de 2020 y cuya fecha de pago se ha pospuesto al 30 de junio de 2020.
    • ¿Cuáles son las características de estos planes de liquidación?

      Estos planes tienen una duración de 12, 24 o 36 meses. Las autoridades fiscales calculan esta duración en función de la deuda fiscal y social de la empresa. En el caso de los planes con una duración igual o inferior a 12 meses, la empresa no tiene que ofrecer ninguna garantía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *