Megauréter secundario: una complicación poco frecuente del tratamiento endoscópico del reflujo vesicoureteral con Deflux ® en niños

Resumen

El tratamiento endoscópico es el estándar de oro en el manejo del reflujo vesicoureteral (RVU) sintomático de bajo grado en niños. La inyección in situ de Deflux® (ácido hialurónico y dextranómero) es eficaz y tiene pocas complicaciones. Presentamos dos casos de megauréticos secundarios a la inyección de Deflux®. El primer paciente fue un niño con una URV bilateral de grado IV descubierta durante una pielonefritis. Había recibido una inyección bilateral de Deflux® (tres ampollas en total) a la edad de 4 años. La ecografía postoperatoria fue normal. Una revisión a los tres años mostró una importante dilatación local del uréter izquierdo con estasis y deterioro de la función renal. Se realizó una intervención quirúrgica según Cohen. El segundo caso fue el de una niña a la que se le diagnosticó una UVR bilateral al nacer. Había recibido una inyección bilateral de Deflux® (una ampolla por uréter) a la edad de 12 meses. Un mes más tarde, la ecografía mostró una dilatación de los uréteres distales (diámetro=10mm en el derecho y 6,7mm en el izquierdo). Fue operada 8 meses después (técnica de Cohen) debido a una pielonefritis recurrente y una dilatación persistente. Estos dos casos de megauréticos se observaron entre un total de 452 inyecciones (4‰). En conclusión, el tratamiento endoscópico con Deflux® es un procedimiento mínimamente invasivo que mejora transitoriamente la situación en el RVU. Aparte del fracaso, existe un pequeño riesgo de dilatación secundaria que justifica el control ecográfico a largo plazo.

El texto completo de este artículo está disponible en PDF.

Resumen

El tratamiento endoscópico es el estándar de oro para el reflujo vesicoureteral (RVU) sintomático de bajo grado en niños. La inyección de Deflux® (ácido hialurónico/dextranómero) es muy eficaz y tiene muy pocas complicaciones. Presentamos dos casos de megauréter secundario tras inyecciones de Deflux®. En el primer caso, un niño presentó un RVU de grado 4. Se le aplicó una inyección bilateral de Deflux® con un total de tres jeringas. La ecografía postoperatoria fue normal. Sin embargo, una ecografía de control realizada 3 años después mostró una importante dilatación ureteropoyética, con estasis y disminución de la función renal en la gammagrafía, motivo por el cual se realizó una cirugía antirreflujo (procedimiento de Cohen). En el segundo caso, una niña diagnosticada de RVU bilateral al nacer recibió inyecciones bilaterales con una jeringa en cada lado a la edad de 12 meses. Un mes después, la ecografía mostró una dilatación de los uréteres distales (diámetro del uréter derecho, hasta 10 mm; uréter izquierdo, hasta 6,7 mm). El niño fue operado 8 meses después (procedimiento de Cohen) debido a una pielonefritis iterativa y a la persistencia de la dilatación del uréter. Sólo se ha descrito un caso anterior en la literatura. En nuestra experiencia, esta complicación sólo ha ocurrido dos veces en 452 inyecciones (4‰). En conclusión, el tratamiento endoscópico con inyección de ácido hialurónico/dextranómero es un procedimiento mínimamente invasivo que mejora la situación en los casos de RVU. Tiene pocas complicaciones. Aparte del fracaso, existe un bajo riesgo de expansión secundaria que requiere, en nuestra opinión, una verificación ecográfica a largo plazo.

El texto completo de este artículo está disponible en PDF.

Plan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *