Menú (Español)

Si bien todos somos conscientes, de la necesidad de beber agua varias veces al día, desconocemos, en cambio, las consecuencias de beber poco.

Nerviosismo, piel apagada y capacidades intelectuales debilitadas, ¡aquí es suficiente para querer tirarse al agua!»

Fatiga:

La deshidratación, provoca una ralentización de la actividad enzimática (proteína que cataliza una reacción bioquímica) en el organismo, causando fatiga.

Menos rendimiento cerebral:

Un estudio se realizó en 2011 en el Instituto de Psiquiatría del King’s College de Londres, los científicos se dieron cuenta de que los cerebros de los adolescentes que no bebían agua, tenían más dificultades para resolver un problema y concentrarse que cuando los mismos adolescentes se habían hidratado correctamente. En definitiva, para rendir más en tus estudios o en el trabajo, ¡no dudes en beber mucha agua!

Asma y alergias:

hay que beber aguaUn cuerpo deshidratado, restringe las vías respiratorias para ahorrar agua. De hecho, el nivel de histamina que produce el cuerpo pierde cada vez más agua.

(La histamina es una amina natural, que es una molécula de señalización, transfiere información al sistema inmunológico de la piel, el estómago y el cerebro de los vertebrados)

Problemas de la piel:

La deshidratación perjudica la eliminación de toxinas de la piel y la hace más vulnerable a todos los trastornos de la piel, incluyendo la psoriasis y la dermatitis, así como las arrugas y la decoloración.

También es aconsejable, en caso de acné o para una tez apagada, este gesto estimula los órganos de eliminación como el hígado, los riñones o incluso los intestinos evitando así la aparición de imperfecciones y devolviendo la luminosidad a la piel. Un reflejo primordial que, sin embargo, debe combinarse con un ritual de belleza adaptado a tu tipo de piel.

Presión sanguínea:

La sangre se compone normalmente de un 92% de agua cuando el cuerpo está completamente hidratado. Cuando se deshidrata, la sangre se vuelve más espesa, lo que provoca resistencia al flujo sanguíneo y conduce a la presión arterial alta.

Colesterol alto:

Cuando el cuerpo está deshidratado, producirá más colesterol para evitar la pérdida de agua de las células.

Problemas de vejiga o riñón:

Con un cuerpo deshidratado, la acumulación de residuos ácidos y toxinas crea un entorno en el que las bacterias prosperan, haciendo que la vejiga y los riñones sean más susceptibles a la infección, la inflamación y el dolor.

Trastornos digestivos:

La falta de agua y de minerales alcalinos, como el calcio y el magnesio, puede provocar una serie de trastornos digestivos, como úlceras, gastritis y reflujo ácido.

Estreñimiento:

Cuando te quedas sin agua, el colon es una de las principales zonas del cuerpo para extraer agua y proporcionar fluidos para otras funciones corporales esenciales. Sin suficiente agua, los desechos se mueven a través del intestino grueso mucho más lentamente o a veces no se mueven en absoluto, lo que resulta en el estreñimiento.

Dolor o rigidez articular:

Todas las articulaciones están cubiertas de cartílago que se compone principalmente de agua.

Cuando el cuerpo está deshidratado, el cartílago se debilita y la reparación de las articulaciones es lenta, lo que provoca dolor y molestias.

Aumento de peso:

Cuando las células están deshidratadas, se ven privadas de toda la energía, lo que las hace inactivas. Por lo tanto, la gente tiende a comer más cuando, en realidad, el cuerpo tiene sed.

Un estudio realizado en 2010 por el Instituto de Salud Pública e Investigación del Agua sobre 45 adultos descubrió que beber dos vasos de agua antes de cada comida consume entre 75 y 90 calorías de lo que se come y disminuye el apetito. En definitiva, es aconsejable que quienes quieran adelgazar se inclinen por beber agua antes de las comidas.

Los investigadores estiman que a lo largo de un año una persona que haya aumentado su consumo de agua en 1,5 litros al día habrá quemado 17400 calorías adicionales, lo que supone una pérdida de peso de unos 2,5 kilos.

Envejecimiento prematuro:

Cuando uno está crónicamente deshidratado, los órganos del cuerpo, incluyendo la piel que es su órgano más grande, comienza a marchitarse prematuramente, como una planta a la que no se le da agua. La elasticidad de la piel se debe principalmente a su nivel de hidratación. Si bebes suficiente agua a lo largo del día, tu piel ganará en elasticidad, lo que limitará la aparición de líneas finas y arrugas.

Estar de mal humor:

¡El agua también juega un papel en el estado de ánimo! Un estudio realizado en 2009 en la Universidad de Tufts sobre un equipo de hombres y mujeres, con iguales condiciones físicas, demostró que durante una actividad deportiva, los candidatos que no bebían agua se cansaban rápidamente, se mostraban agresivos, tensos y deprimidos. Si tomamos un caso menos extremo como la vida cotidiana de una persona activa, la ausencia de agua durante el día también puede generar una sensación de mal humor y fastidio. Quieres ser más agradable, más amigable con tus semejantes, pues bebe… ¡agua, por supuesto!

En resumen:

composición del agua corporal

Compuesto por una media de entre el 60 y el 70% de agua, el cuerpo humano no puede prescindir en absoluto de este elemento imprescindible para su buen funcionamiento. Si el consumo de agua se recomienda para mantener la línea y tener una piel bonita, también se recomienda para mantenerse en buena salud. De hecho, el agua es un aliado esencial para que el organismo elimine las toxinas y reduzca el riesgo de cáncer, infartos y disfunción renal.

¿Sabías que?

Los factores que requieren un mayor consumo de agua son: el ejercicio, el medio ambiente, las enfermedades, el embarazo, la lactancia.

De media un adulto pierde unos 10 vasos de agua al día, sólo por respirar, sudar, orinar y eliminar, residuos.

No lo dudes más hazte un favor, bebe…. agua, ¡por supuesto! ;), incluso con gas, ¡también es bueno!»

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *