No es fácil ser italiano y tener la piel negra

En Italia, el testimonio de Pap Khouma, lanza un debate sobre el racismo. Pap Khouma lleva quince años en Italia, se ha convertido en italiano. Escritor y librero, relata su vida cotidiana como «negro italiano». Edificante.

El relato de su «vida con obstáculos», publicado en el diario la Repubblica y mencionado por «Le Monde» en su edición del lunes, ha abierto el debate sobre el racismo en Italia. En él se limita a relatar su experiencia cotidiana. En un estado de derecho, un estado democrático, su nacionalidad italiana legal es simplemente ignorada o borrada por su piel negra. Y saber que la persona negra o de ojos rasgados que tienen delante es italiana no ayuda. Al contrario. Podría considerarse una especie de circunstancia agravante, una falta. ‘¡No sólo eres negro, sino que además te haces pasar por italiano!»

Humor que, sin embargo, ha suscitado un gran debate, pero que demuestra que los italianos aún no están preparados para aceptar a sus conciudadanos de otros lugares.

La ministra de Igualdad de Oportunidades, Mara Carfagna, se mostró sorprendida e instó a las víctimas del racismo a denunciarlo.

La Oficina Nacional contra la Discriminación Racial (UNAR) acaba de ser reforzada, pero todavía habrá un largo camino por recorrer.

Por último una pregunta que también se puede hacer, ¿es Italia la única con este problema, no está todavía demasiado extendido en otros países europeos conocidos sin embargo por su apertura y sus prácticas democráticas?

Hu. Yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *