Nueva multa antidroga: «La inscripción en los antecedentes penales puede dar que pensar»


Interpelación de consumidor tras flagrante delito en los suburbios de Rennes donde se lleva desde hace dos meses una experimentación: una multa fija de 200 euros
Interpelación de un consumidor tras ser sorprendido en el acto en los suburbios de Rennes, donde se ha llevado a cabo un experimento durante dos meses: Una multa fija de 200 euros © Maxppp / Thomas Brégardis

Para Philippe Astruc, fiscal de Rennes, el balance de esta experiencia, puesta en marcha durante dos meses en 5 zonas: Rennes, Créteil, Reims, Marsella y Lille, es concluyente.

FRANCE INTER: ¿Cuántas multas se han impuesto?

PHILIPPE ASTRUC: «En la jurisdicción de Rennes, ha habido 172 multas; 545 a nivel nacional, principalmente por resina de cannabis (166), así como algunos consumidores de cocaína (7). Se trata de una herramienta muy sencilla que la policía ha aprovechado. Hemos optado por realizar controles en zonas cercanas a los puntos de trapicheo, pero también en los márgenes de las fiestas libres, o en zonas de tránsito como la estación de autobuses, con la ayuda de brigadas caninas.»

¿Cómo reaccionan los usuarios multados?

«Es una multa de 200 euros, 150 euros si pagas en 15 días, 450 si pagas más allá de 45 días. Lo que más me sorprendió no fue tanto la cuantía de la multa: en teoría, la ley permite una multa de hasta 3.750 euros por el consumo ilegal de drogas, y hasta un año de prisión, por lo que puede parecer poco; pero fue sobre todo la inscripción en los antecedentes penales. Esto puede hacer reflexionar a algunas personas. En particular, por ejemplo, a los jóvenes que quieran trabajar en la administración pública, donde se exige un expediente limpio. Puede cambiar el comportamiento»

¿Cuál es el objetivo?

«Es difícil tener resultados convincentes en la lucha contra el narcotráfico, contra los ajustes de cuentas -resultados esperados por los ciudadanos- si no responsabilizamos a quienes compran estas drogas y crean este mercado en las fases previas. A menudo se tiende a separar las dos vertientes: la lucha contra el tráfico y la cuestión del uso, pero son dos aspectos del mismo problema. Así que espero que, actuando a contracorriente, cambiemos el comportamiento. Lo hemos visto con los controles de carretera más frecuentes: funciona, todos hemos cambiado nuestro comportamiento al volante y hay menos muertes en las carreteras. Espero que tengamos el mismo resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *