Osteosarcomas de baja malignidad

Resumen

Los osteosarcomas de baja malignidad se caracterizan por su mejor pronóstico. Incluyen dos formas anatomoclínicas diferentes que se han individualizado entre los osteosarcomas: el sarcoma parosteal, que se desarrolla en la superficie del hueso, y el osteosarcoma intramedular bien diferenciado, que se desarrolla en la médula ósea y cuya extensión a las partes blandas es excepcional. Estos dos tumores tienen características histológicas similares, con áreas de tejido óseo neoplásico altamente diferenciado (grado I o II). En ocasiones, un contingente tumoral desdiferenciado se asocia a un mal pronóstico. Tienen una presentación clínica y radiológica diferente, pero se caracterizan por una escasa sintomatología, una evolución lenta e imágenes radiológicas que pueden sugerir erróneamente un tumor benigno. La TC y la RM son necesarias para evaluar la extensión locorregional. Su tratamiento se basa en una amplia resección quirúrgica y la calidad de la resección es el elemento pronóstico más importante. La quimioterapia no es útil en estos osteosarcomas altamente diferenciados. Sólo encuentra su indicación en las formas desdiferenciadas.

El texto completo de este artículo está disponible en PDF.

Palabras clave: osteosarcoma, Bajo grado, sarcoma parosteal, osteosarcoma yuxtacortical, osteosarcoma intramedular bien diferenciado

Plan

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *