Píldoras de 3ª y 4ª generación: ¿cómo saber si tu píldora es peligrosa?

¿Nos preocupa a todos el riesgo de vivir un escenario similar al de Marion Larat, que quedó epiléptica, afásica y discapacitada por culpa de su píldora? Hagamos un balance para intentar comprender qué es una píldora y las especificidades de la píldora de 3ª generación.

¿Qué significa el término «generación» para designar una categoría de píldora?

En la mayoría de los casos, una píldora se basa en la asociación de dos hormonas: un estrógeno y un progestágeno. Son sus dosis las que marcan la diferencia entre las «generaciones» de píldoras. Así, las de 1ª generación contienen muchos más estrógenos que las de 2ª generación.

¿Por qué se recetó la píldora de 3ª generación y por qué se cuestiona?

Originalmente, los progestágenos utilizados en las píldoras de tercera generación, diferentes a los utilizados hasta entonces, debían aliviar los problemas de acné, aumento de peso, vellosidad pero también los riesgos cardiovasculares. A partir de ahora, sabemos que el servicio médico prestado es insuficiente y que los riesgos de complicaciones tromboembólicas (flebitis o embolia pulmonar) son dos veces mayores que los de las píldoras de 2ª generación, como confirmó la propia Marisol Touraine, ministra de Asuntos Sociales y Sanidad.

Cómo saber si tu píldora es «peligrosa»

En primer lugar, es recomendable saber si tienes antecedentes familiares para determinar si posiblemente tienes predisposición. Habla con tu médico si este es el caso.

Vídeo del día:

A continuación, no olvides nunca consultar el prospecto de tu píldora, así tomarás conciencia de los efectos secundarios en los que potencialmente incurrirás. Recuerda también que fumar y la píldora nunca van bien juntos.

Por último, también puedes consultar los sitios EurekaSanté.fr o Contraception.org. Agrupan los rankings de las píldoras comercializadas en el mercado francés según su «generación».

En detalle…

Las píldoras de 1ª generación, comercializadas en los años 60, contienen etinilestradiol en dosis elevadas (estrógeno) y norestisterona o norgestrienona (progestágeno). Actualmente, sólo se sigue recetando Triella.

La píldora de 2ª generación (como Leeloo Gé, Minidril, Stédiril…) apareció en los años 70, 80, y está compuesta por etinilestradiol (en una dosis reducida respecto a la píldora de 1ª generación) y norgestrel o levonorgestrel como progestágeno.

La píldora de 3ª generación, comercializada en los años 90 (Melian, Mercilon, Tri-Minulet… para las más recetadas) contiene desogestrel, gestodeno o norgestimato como progestágeno.

Por último, la píldora de 4ª generación (Jasmine, Yaz, Drospibel 30…) contiene drosperinona como progestágeno.

iv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *