Plaisirs du Potager

Para los amantes de las buenas verduras, aún no es hora de guardar las herramientas. En mayo, el huerto está listo para la mayoría de los semilleros, puedes plantar en el suelo remolachas, puerros, coles, calabacines, apios, lechugas, judías, calabazas, endivias, nabos o rábanos. Así que ya puedes imaginarte algunas recetas sabrosas. ¿Y la reina del verano, te preguntas? En el huerto no puede faltar el imprescindible tomate de jardín, que sublima la cocina de verano y encanta nuestros platos.

Así que, si aún no has preparado tus plantones, no hay nada perdido, siempre que no te demores. Efectivamente, se pueden plantar plántulas en el suelo hasta mediados de mayo, después de las últimas heladas, pero no mucho más, así que es hora de ponerse en marcha. Excepto, si se avecina un periodo muy lluvioso, entonces es mejor posponer la plantación.

Entre la frescura y el sol

Elige un lugar soleado en un suelo drenante. Cava agujeros de unos 20 centímetros de profundidad y planta en una mezcla de tierra para macetas, compost y un poco de arena fina. Entierra un tallo, riega y cubre con tierra, sin apisonar para no aplastar las raíces.

Lo ideal es espaciar las plantas unos sesenta centímetros y las filas entre 70 y 80 centímetros. Ponga un mantillo para evitar las malas hierbas y conservar la humedad en el suelo, muy importante para las raíces. Riegue regularmente pero no en exceso, ya que las hojas son sensibles al moho. El tomate es feliz cuando tiene los pies frescos y la cabeza al sol. Con algunos cuidados diarios (poda, entutorado, deshojado…), puedes esperar cosechar y disfrutar en agosto.

Práctico, sobre todo cuando te decides un poco tarde, las plantas compradas en las tiendas pueden ser bastante caras, hasta 4 euros la pieza y la elección de especies es un poco limitada. Es una pena, ya que los tomates ofrecen una amplia gama de formas y sabores. Así que, el año que viene, prefiera las semillas para hacer sus plantones en invierno, la elección es incomparable y cultivar varias variedades es un verdadero placer.

Un poco de atención, mucha diversión

Puedes empezar con un valor seguro, el sabroso «Beefheart», un favorito de los jardineros, o descubrir el tomate «Andine», una variedad resistente, precoz y productiva de carne firme, dulce y fragante, de 3 a 6 kg por planta.

A tu disposición para explorar el mundo de los tomates con sabores tan diversos. El enemigo del tomate es el mildiu, el hongo que prospera cuando la humedad es alta y pudre la planta y el fruto. Para combatir esta plaga, se pueden proteger los tomates con faldones de plástico perforados, lo que no soluciona todos los problemas pero puede evitar que se estropee la cosecha.

Otro recurso del jardinero para favorecer el buen crecimiento del tomate es la ortiga. En hojas y tallos secos en el fondo del hoyo al plantar, o como mantillo, nutrirá a la planta para ayudarla a luchar contra las agresiones.

El cultivo del tomate no es complicado aunque requiere mucha observación y atención constante. Le gusta ser admirado y mimado. ¡Cosechar tomates hermosos y buenos es una verdadera alegría!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *