¿Por qué consumir productos lácteos?

La categoría «productos lácteos» incluye la mayoría de los productos a base de leche: yogur, requesón, queso… ¡y por supuesto la propia leche!

¿Por qué consumirlos?

Los productos lácteos aportan nutrientes esenciales para el funcionamiento del organismo.

Fuentes de vitaminas, minerales, proteínas y calcio -un nutriente esencial para la salud de los dientes y los huesos-, los productos lácteos son importantes, especialmente para prevenir la osteoporosis.

¿Cómo y qué porción?

El yogur, el queso blanco, el queso duro o blando, la leche de vaca o de cabra, … Hay muchas fuentes de productos lácteos, lo que hace que se puedan variar regularmente.

Hay una recomendación de consumir de 2 a 3 raciones de lácteos al día, o 1 por comida.

Una ración de lácteos corresponde a:

  • 1 yogur (125 g)
  • 1 requesón individual (100 g)
  • 2 suizos pequeños (60 g)
  • 30 g de queso
  • 1 vaso de leche (150 mL)
  • Los productos lácteos se pueden cocinar, e incorporar preparaciones dulces o saladas (flanes, pudines, gratinados, natillas, quiches, …)

    ¿Qué alternativa a la leche de vaca?
    La leche de vaca es la fuente de leche más conocida y consumida, pero hay otros mamíferos cuya leche es consumible y contiene tanto calcio como la de vaca, especialmente la de cabra, oveja o búfala.

    ¿Qué hay de las leches vegetales como la de soja, la de arroz o la de castañas?

    Estas «leches» vegetales son en realidad zumos enriquecidos con calcio.

    Ideas de recetas:

    Quiche Lorraine
    Flores vegetales
    Tarta de queso
    Pudín de arroz

    ¿Quieres compartir tus ideas de recetas con la comunidad? Póngase en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *