R32: el fluido que cumple con los requisitos de la normativa F-Gas

r32 fluid f-gas regulation

El R32, un fluido de futuro en Europa, se utiliza desde hace varios años en otras partes del mundo, como Japón por ejemplo. Sin embargo, no es desconocido, ya que es la mitad de la composición del R410A. Tenga en cuenta que la desgasificación en la atmósfera de 1 kg de R410a tendrá el mismo impacto en el clima que un viaje de 19300 km en coche (equivalente a 2900 kg de CO2).

¿Qué es el R32?

La instalación de un sistema R32 es idéntica a la de un sistema R410A y, por lo tanto, debe ser realizada por un instalador profesional con un certificado de competencia y un equipo adecuado. El R32 está clasificado como «A2L», es decir, ligeramente inflamable. Esto se corresponde con una baja inflamabilidad, significativamente inferior a la de los gases utilizados en la vida cotidiana.

Las ventajas del R32

Debido a su GWP de sólo 675 y al hecho de que es un fluido totalmente puro y, por tanto, más fácilmente reciclable, el R32 tiene un impacto nulo en la capa de ozono. A pesar de que su GWP es 3 veces inferior al del R410A (2088), el R32 es entre un 5 y un 10% más eficiente. Además, el R32 necesita entre un 20 y un 30% menos de fluido para obtener la misma potencia que el R401A. Por último, quedará excluido de la prohibición del 1 de enero de 2025 por tener un GWP <750

R32 y ERP?

El uso de fluidos A2L en Establecimientos que reciben público está muy regulado. El artículo CH 35 publicado en el diario oficial de 17 de mayo de 2019 prevé zonas de exclusión en torno a las conexiones de las unidades. Esta zona irá de 1 a 4m, estará centrada en la conexión y no debe contener ninguna fuente de ignición permanente en su interior. La CH35 también prevé que la superación de las cargas de fluidos permitidas esté condicionada a la aplicación de medidas de seguridad adicionales: detección de fugas, ventilación de seguridad, electroválvulas.

¿Cuáles son las herramientas a utilizar?

Para cumplir con el uso del R32 de la manera más eficaz posible, se necesitan herramientas:

  • Un manómetro con escala dedicada
  • Una estación de recuperación adaptada a los refrigerantes inflamables
  • Una bombona de recuperación específica
  • Un detector de fugas adaptado a los refrigerantes inflamables

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *