Revisión generalHistamina: el papel del mediadorEl papel de la histamina como mediador

La histamina es un mediador esencial en la fisiopatología de múltiples patologías alérgicas. Se sintetiza en las células inflamatorias e inmunocompetentes, en las células parietales del estómago y en las neuronas (reserva lábil). Se libera en la piel, el intestino, el hígado y los bronquios durante el conflicto antígeno-anticuerpo o bajo el efecto de fármacos (morfina), venenos, toxinas, agentes endógenos (cininas), radiación, durante quemaduras o eventos inflamatorios. La histamina es un potente vasodilatador, que también aumenta la permeabilidad capilar; provoca broncoconstricción, activa las células inflamatorias, estimula las secreciones gástricas y tiene efectos inhibidores o estimulantes sobre el sistema nervioso central o periférico. Las acciones biológicas de la histamina son el resultado de la activación de cuatro tipos de receptores H1, H2, H3 y H4. Los receptores H1 predominan en el músculo liso (bronquial, intestinal, etc.), las fibras nerviosas y las células inmunoinflamatorias, los receptores H2 en el estómago, el corazón, los receptores H3 en las fibras nerviosas centrales o periféricas y los receptores H4 en las células inmunoinflamatorias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *