Serie – Daredevil (serie)


– Estaba pensando en una historia de la biblia… no soy creyente, pero he leído cosas a lo largo de los años. Por curiosidad más que por fe. Pero hay una historia… sobre un hombre… Estaba viajando de Jerusalén a Jericó cuando se encontró con unos hombres malos. Lo desnudaron, lo golpearon y lo dejaron sangrando en el polvo. Un sacerdote pasa y ve al viajero. Cruza la carretera y pasa de largo. Un levita, funcionario religioso, llega al lugar y ve al viajero moribundo. Él también cruza la carretera y sigue adelante. Entonces llega un hombre de Samaria, un samaritano, un hombre bueno. Ve al viajero que sangra en la carretera y se detiene para ayudarle, sin pensar en las consecuencias ni en los problemas que puede causarle. El samaritano venda las heridas, aplica aceite y vino. Lo lleva a una posada y le da todo su dinero al posadero para que se ocupe del viajero mientras el samaritano sigue su camino. Hace todo esto simplemente porque el viajero era su vecino. Amaba la ciudad y a todos sus habitantes. Siempre pensé que yo era el samaritano de la historia. Es curioso, ¿verdad? Cómo incluso el mejor de los hombres puede ser… engañado sobre su verdadera naturaleza. ¿Qué significa eso? Que no soy el samaritano. Que no soy el sacerdote, ni el levita. Que soy el malvado que se cruza en el camino del viajero que no debería haber estado allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *