Un robot triunfa en una operación de «supermicrocirugía»

Los robots llevan ya un tiempo abriendo las puertas de los quirófanos. Desde la colocación de prótesis hasta la extirpación de tumores en zonas de difícil acceso, están demostrando ser grandes ayudantes de los cirujanos. La robótica quirúrgica ha alcanzado un nuevo hito esta semana: investigadores del Hospital Universitario de Maastricht y de la Universidad Tecnológica de Eindhoven informaron el 11 de febrero en la revista Nature de un exitoso experimento de «supermicrocirugía» en humanos. En otras palabras, un robot realizó con éxito una cirugía en vasos de 0,3 a 0,8 milímetros. Intente mover su dedo aunque sea un milímetro sin perder la marca, y se hará una idea de la hazaña.

Desarrollado por la empresa Microsure, el robot, o más bien el dispositivo robótico, se llama MUSA, y puede ser controlado con pedales y joysticks por el cirujano. El gesto del cirujano se mantiene, pero carece de cualquier temblor de la mano humana. Los movimientos gracias al robot son más finos. Cuando el cirujano mueve uno de los joysticks un centímetro, MUSA se mueve décimas de milímetro. A modo de comparación, la estrella robótica del quirófano, Da Vinci, puede operar a 1 milímetro.

(Nature Communications – Maastricht University Hospital and Eindhoven University of Technology)

Para su estudio, los investigadores reunieron a un grupo de 20 mujeres, todas ellas con linfedema, un edema causado por el cáncer de mama. La operación consistía en conectar los vasos linfáticos a las venas. Diez de los pacientes fueron operados por cirujanos con herramientas tradicionales y los otros diez por cirujanos asistidos por MUSA. Si las operaciones realizadas con manos humanas exclusivamente son más rápidas -de media 1h21- frente a las 1h55 asistidas por el robot, el tiempo de curación es más rápido en manos del binomio humano-máquina.

Antes de que MUSA haga una entrada fulminante en los bloques pasarán a priori algunos años. Da Vinci se inventó en el año 2000 y acaba de empezar a extenderse en número en los hospitales franceses. Su precio también puede ser un lastre: 2 millones de dólares.

Sobre el mismo tema:

> Cirugía: Un robot se mueve solo durante una operación de corazón palpitante

> El Hospital Necker, avanzadilla de la cirugía del futuro

> Mañana, ¿la medicina sin médico?

> Los investigadores prevén nanoimplantes para curar permanentemente el Parkinson

Imagen de portada: CC BY 4.0 Supercirugía robótica por primera vez en humanos utilizando un robot microquirúrgico dedicado para tratar el linfedema relacionado con el cáncer de mama: un ensayo piloto aleatorizado, Tom J. M. van Mulken, Rutger M. Schols, Andrea M. J. Scharmga, Bjorn Winkens, Raimondo Cau, Ferry B. F. Schoenmakers, Shan S. Qiu, René R. W. J. van der Hulst & Grupo de investigación de robots microquirúrgicos, en Nature communications.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *