Unión Europea y Turquía decidieron detener sin demora el éxodo en el Egeo

VIDEO – El compromiso entre los Veintiocho y Ankara, consultado por Le Figaro, prevé la devolución a Turquía de cualquier migrante, incluso sirio, que haya entrado en Europa de forma ilegal. El texto también enumera las compensaciones concedidas a los turcos.

Por Jean-Jacques Mevel

Publicado el 17/03/2016 a las 00:07, actualizado el 17/03/2016 a las 10:25

ARIS MESSINIS/AFP

Corresponsal en Bruselas,

Tras un año de caos en todo el Egeo, Europa y Turquía se encuentran en un punto de inflexión: El miércoles acordaron «poner fin a la migración irregular» entre la costa de Anatolia y las islas griegas, según el proyecto de declaración que se presentará el viernes para su aprobación por los Veintiocho y después por el primer ministro turco en una doble cumbre en Bruselas.

Este contenido no es accesible.
Para acceder a él, pincha aquí

«Todo migrante recién llegado a las islas griegas desde Turquía será devuelto a Turquía», dice el comunicado visto por Le Figaro. Entre líneas, confirma que estas expulsiones de emergencia también se dirigirán a los refugiados de guerra sirios, que hasta ahora tenían la seguridad de poder solicitar protección internacional en cuanto pusieran un pie en Europa. La deportación se aplicará, en particular, a todos aquellos «cuya solicitud de asilo sea (…) inadmisible», calificación jurídica que se aplica precisamente a los sirios que hayan transitado por Turquía, sin detenerse en ella. Más de medio millón de ellos lo han hecho desde principios de 2015, antes de lo que se perfila como un parón.

Prioridad a los migrantes que entraron legalmente en Europa

La declaración negociada en Bruselas confirma que por cada sirio devuelto desde Grecia, otro sería sacado de los campamentos turcos para ser acogido directamente en Europa, por países voluntarios. Esta es la llamada fórmula «1 por 1». Por primera vez, el texto establece un orden de magnitud para estos «reasentamientos», en forma de topes indicativos: 18.000 inicialmente, 72.000 en total en un segundo.

Para esta emigración legal, «se dará prioridad a los migrantes que no hayan entrado o intentado entrar en Europa de forma irregular», continúan los autores. Evidentemente, los sirios expulsados de las islas griegas estarán al final de la lista. El objetivo es desalentar las travesías en el Mar Egeo, privar a los contrabandistas de sus «clientes» y aliviar a Grecia. En su lugar vendría una organización fuerte y predecible cogestionada con Ankara, ACNUR y el país de destino final.

El fin de los visados para los turcos en tres meses

El texto, por último, enumera los beneficios que Turquía puede esperar a cambio de firmar. La exigencia de visado para los turcos que viajen a Europa se suprimiría «a finales de junio de 2016 a más tardar», siempre que Bruselas verifique que Ankara cumple todos los criterios necesarios. La Comisión Europea haría la propuesta ya en abril, antes de la luz verde definitiva de las 28 capitales y del Parlamento Europeo.

Sobre el delicado capítulo del «proceso» de adhesión de Turquía a la UE, la declaración mantiene una cautela diplomática: la UE, dice el texto, «preparará lo antes posible una decisión sobre la apertura de nuevos capítulos» en las negociaciones. No se especifica ningún tema, ni se fija ningún horario. Por último, y siempre que se obtengan resultados rápidos y convincentes, se promete a Ankara más ayuda financiera «hasta un máximo de 3.000 millones de euros hasta finales de 2018″.»

Este contenido no es accesible.
Para acceder a él, pulse aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *