Washington cambia de estrategia para destituir a Nicolás Maduro

Ante el fracaso de su estrategia para destituir a Nicolás Maduro del poder, Estados Unidos pidió el martes la creación de un gobierno de transición en Venezuela, pidiendo a su aliado Juan Guaido que se aparte a la espera de elecciones «libres y justas».

Según el esquema propuesto por la diplomacia estadounidense, definido como un nuevo «marco para una transición democrática», Nicolás Maduro y Juan Guaido, que se disputan la presidencia, deberían «ambos» renunciar al poder ejecutivo de forma inmediata.

Lea también: «En Venezuela, el instinto de supervivencia ha sustituido a la opción política»

El poder revertiría, durante «un periodo de transición», a un «Consejo de Estado», constituido por «miembros electos de la Asamblea Nacional de ambos bandos», que se encargaría de organizar unas elecciones presidenciales y legislativas «libres y justas» en un plazo de seis a doce meses.

Hoy Estados Unidos presentó un marco para una transición democrática como un camino claro, equitativo y de sentido común para terminar la crisis política en #Venezuela. La presión económica continuará hasta que Maduro acepte una verdadera transición democrática.

– Secretario Pompeo (@SecPompeo) 31 de marzo de 2020

La administración de Donald Trump, que ha hecho del «régimen de Maduro» su principal bête noire en América Latina, ha confirmado no obstante su apoyo a Juan Guaido, que seguiría siendo presidente de la Asamblea Nacional durante esta transición y luego podría presentarse a las elecciones presidenciales.

Un plan «extravagante»

«Es el político más popular de Venezuela, y si hubiera elecciones hoy, tendría un resultado increíblemente bueno», llegó a estimar Mike Pompeo ante la prensa. Juan Guaido respondió en Twitter pidiendo a Nicolás Maduro que «acepte la propuesta de la comunidad internacional.»

Aquí vamos: avanzando con respaldo del mundo libre y generando las condiciones para un Gobierno de Emergencia Nacional y ese Consejo de Estado que estableceremos junto a los aliados que tanto necesitamos
Maduro, hazte a un lado de una vez. A tu alrededor siguen sacando cuentas https://t.co/hC7bbewmTf

– Juan Guaidó (@jguaido) 31 de marzo de 2020

Sorprendentemente, el gobierno de Caracas lo rechazó de inmediato. «Venezuela es un país libre, soberano, independiente y democrático que no acepta ni aceptará jamás ninguna tutela de un gobierno extranjero», se ofendió el jefe de la diplomacia venezolana, Jorge Arreaza, quien denunció un plan «extravagante».

El plan de EEUU parece aún más condenado al fracaso ya que los estadounidenses han dejado claro que siguen queriendo que el presidente socialista se vaya. «Nicolás Maduro debe irse», martilleó Mike Pompeo. «Siempre hemos dicho que Nicolás Maduro no volverá a gobernar Venezuela»

Pompeo: «Nicolás Maduro debe irse» pic.twitter.com/eBaHDU1LHw

– The Hill (@thehill) March 31, 2020

La propuesta de Estados Unidos no impediría formalmente al presidente venezolano presentarse a un futuro mandato presidencial. Pero «no hay manera de que Nicolás Maduro vuelva al poder si los venezolanos realmente tienen voz en su futuro y eligen a sus líderes», dijo el enviado de Estados Unidos a Venezuela, Elliott Abrams, apoyándose en encuestas que, según él, le atribuyen sólo «entre el 12% y el 15%» de las intenciones de voto.

«Nuestras sanciones seguirán vigentes»

A cambio de un acuerdo sobre su plan, los estadounidenses prometen levantar gradualmente sus draconianas sanciones al ritmo de la transición. El diplomático aseguró que Estados Unidos respetaría el resultado de una votación realizada bajo ese proceso.

Pero hasta entonces, no piensan bajar la guardia por el momento, al contrario -como prueba, Nicolás Maduro acaba de ser acusado de «narcoterrorismo» por la justicia estadounidense y se ha prometido una recompensa de 15 millones de dólares por su detención. «Nuestras sanciones seguirán vigentes, y se reforzarán, hasta que el régimen de Maduro acceda a una verdadera transición política», advirtió Mike Pompeo.

Lea también: Washington acusa a Nicolás Maduro de «narcoterrorismo»

Esta nueva ofensiva diplomática de EEUU se produce, además, el mismo día en que Juan Guaido ha sido citado, para el jueves, por la justicia venezolana en una investigación sobre una «intentona golpista» denunciada a finales de marzo por la potencia tras «el hallazgo en Colombia de un arsenal de guerra destinado a Venezuela».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *